jueves, 26 de abril de 2018

Qué son y cómo se forman las tormentas y rayos #Ciencia Kanija 2.0 #noticias


Tormentas y rayos

Seguramente has visto alguna vez una tormenta de rayos y truenos y eres uno de los dos tipos de personas frente a estos fenómenos meteorológicos: o bien las odias o te encantan. Las tormentas de rayos y truenos suelen ser fenómenos espectaculares dignos de captar con nuestras cámaras fotográficas y de vídeos. Si encima tienen lugar cuando es de noche, son aún más espectaculares e increíblemente hermosas.

Sin embargo, ¿sabes por qué suceden y cuál es la mejor forma de protegerse ante ello? Si quieres aprender más sobre las tormentas y rayos, este es tu post 🙂

Definición de tormenta

tormentas de rayos y truenos

La tormenta no es más que una perturbación violenta en la capa de la atmósfera que se caracteriza por tener fuertes lluvias, ráfagas de viento, rayos y truenos y hasta granizo en algunas ocasiones. Por lo general, son eventos meteorológicos que duran poco tiempo (más o menos unos 20 minutos o 1 hora como mucho) y afectan solamente a una zona específica.

Estas tormentas tienen lugar más frecuentemente en lugares donde las temperaturas son más bajas o templadas. El récord mundial de la zona donde hay más tormentas al año se lo lleva la isla de Java, con más de 225 días de tormentas y rayos al año.

¿Cómo se crea una tormenta?

rayos durante una tormenta

Es fascinante ver una tormenta de rayos o, por el contrario, algo muy peligroso si te encuentra en zonas más desfavorables. Las tempestades se forman cuando en la atmósfera tiene lugar una fuerte corriente de aire ascendente.

Cuando el aire de la superficie caliente asciende, se topa con capas de aire más frío en altitud y se condensa formando nubes de desarrollo vertical. Estas nubes comienzan siendo cumulus humilis y se tornan de ese aspecto a algodón esponjoso. Conforme esa inestabilidad atmosférica que provoca la corriente de aire ascendente crece, las nubes de desarrollo vertical se trasforman en cumulus congestus.

Cuando la nube alcanza un tamaño demasiado grande, se le llama cumulonimbus y descargan todo el agua almacenada.

La formación de una tormenta se divide en tres fases:

Primera fase

formación de una nube de lluvia

Las corrientes de aire ascendentes hacen que se vaya formando una nube de hasta 7.500 metros de altitud. La nube va acumulando gotas de agua y va tomando forma.

Segunda fase

nubes de tormenta

Cuando la nube crece aún más, alcanzan alturas de hasta 12.000 metros, ocupando prácticamente toda la región de la troposfera. Debido al contraste de temperaturas que tiene lugar entre la capa más baja del aire que asciende y la capa en altitud donde se forma la nube, en el interior se pueden registrar hasta temperaturas de -40 y -50 grados.

Las corrientes de aire ascendentes pueden alcanzar una velocidad de hasta 100 kilómetros por hora. Cuando chocan con la nube, las gotas de aire que llevan en su interior se condensan y se van almacenando en gotas de agua helada, cristales de hielo e incluso copos de nieve, dependiendo de las temperaturas ambientales.

Cuando por su propio peso caen van enfriando el aire caliente de las capas más bajas y, por lo tanto, lo van haciendo más pesado. Es entonces cuando se forma una corriente de aire descendente a una velocidad de unos 50 kilómetros por hora que hace arrastrar toda la lluvia y/o nieve hacia la superficie terrestre. Esta es la razón por la que la mayoría de las gotas de lluvia que tienen lugar en una tormenta son más grandes.

Tercera fase

nubes de desarrollo vertical

Cuando la nube está completamente cargada de gotas de agua y existe la corriente de aire descendente, se descarga completamente en cuestión de minutos.

Conforme la nube va perdiendo agua y volumen, cesa la corriente de aire descendente y la nube, por su parte más alta, es dispersada por el viento. Esta es la razón por la que las tormentas suelen durar poco tiempo, pero son muy intensas.

Tormentas y rayos

rayo sobre el mar

Uno de los fenómenos que tiene lugar durante las tormentas son los rayos. Los rayos no son más que cortas descargas de electricidad que tienen lugar en el interior de la nube, entre nube y nube o desde una nube hasta un punto del suelo. Para que tenga lugar un rayo que tope con el suelo, debe ser un lugar elevado y que exista un elemento que resalte sobre los demás.

La intensidad que posee un rayo es mil veces superior a la corriente que tenemos en casa. Si somos capaces de morir electrocutados por las descargas de un enchufe, imaginaos lo que puede hacer un rayo. Sin embargo, existen muchos casos en los que personas que han sufrido el golpe de un rayo, han sobrevivido. Esto se debe a que la duración del rayo es muy corta, por lo que su intensidad no llega a ser mortal.

Son rayos son capaces de propagarse a unos 15.000 kilómetros por hora y medir de largo cerca un kilómetro. Se han podido registrar en tormentas muy grandes hasta rayos de cinco kilómetros de longitud.

Por otro lado, tenemos el trueno. El trueno es la explosión que provoca la descarga eléctrica que es capaz de retumbar durante mucho tiempo a causa de los ecos que se forman entre las nubes, el suelo y las montañas. Mientras más grandes y densas sean las nubes, mayor es el eco que se produce entre ellas.

Debido a que el rayo se propaga más deprisa por la velocidad de la luz, vemos el rayo antes de oír los truenos. Sin embargo, esto ocurre simultáneamente.

Cómo se generan los relámpagos

Los rayos se pueden representar perfectamente por el fenómeno que ocurre en nuestro hogar cuando conectamos de forma errónea los polos positivos de una toma de corriente. Cuando hacemos esto, provocamos un cortocircuito que hace saltar los plomos.

Esa breve chispa que vemos al provocar el cortocircuito es prácticamente un relámpago pero a pequeña escala. Este fenómeno tiene lugar entre nubes que tienen una carga eléctrica contraria. En el interior de una nube existen polos opuestos en los extremos que se concentran en cargas positivas y negativas y entre las nubes y tierra.

Cuando esto ocurre, tiene lugar un rayo en el interior de la nube, entre nube y nube y entre nube y la tierra. Cada descarga dura medio segundo y, aunque da la ilusión de solo ser un rayo, son miles de descargas.

Con esta información podréis conocer algo más acerca de la formación de las tormentas y la razón de su ser.

El artículo Qué son y cómo se forman las tormentas y rayos ha sido originalmente publicado en Meteorología en Red.


Las grandes civilizaciones ni fueron tan grandes ni tan civilizadas #La Ciencia y sus Demonios #noticias


Tradicionalmente la Historia ha sido básicamente una forma de propaganda retardada. Así, los historiadores recopilaban los escritos y los arqueólogos documentaban las ruinas que las grandes civilizaciones del pasado dejaron para su mayor y propia gloria. Sin embargo, hasta casi ayer mismo la inmensa mayoría de humanos han vivido al margen de esos supuestos poderosos reinos e imperios, que algunos estudiosos actuales están descubriendo no fueron más que pequeñas e inestables islas rodeadas por todo un inmenso mar de pueblos "barbaros" que dejaron poco o ningún rastro.

Y para mostrar esta nueva visión más equilibrada de la Historia nada mejor que unos extractos del último libro que estoy leyendo: "Against the grain: a deep history of the earliest states" del antropólogo de Yale James C. Scott que me he permitido traducir.

Que los estados hayan llegado a dominar el registro arqueológico e histórico no es ningún misterio. Para nosotros, es decir, el Homo sapiens, acostumbrados a pensar en términos de una o unas pocas vidas, la permanencia del estado y su espacio administrado parece una constante ineludible de nuestra condición. Además de la total hegemonía de la forma estatal en la actualidad, una gran parte de la arqueología y la  historia en todo el mundo está patrocinada por el estado y, a menudo, equivale a un ejercicio narcisista de autobombo. Y para agravar este sesgo institucional, hasta hace muy poco la tradición arqueológica era la excavación y el estudio de las principales ruinas históricas. Por lo tanto, si construyes monumentalmente en piedra y dejas tus restos convenientemente en un solo lugar, es probable que seas "descubierto" y domines las páginas de la historia antigua. Si, por otro lado, construiste con madera, bambú o juncos, es mucho menos probable que aparezcas en el registro arqueológico. Y si fueras de los cazadores-recolectores o nómadas, por numerosos que fueran, esparciendo su basura biodegradable sobre el paisaje, es probable que desaparecieras por completo del registro arqueológico.

Una vez que los documentos escritos -digamos, jeroglíficos o cuneiformes- aparecen en el registro histórico, el sesgo se vuelve aún más pronunciado. Estos son invariablemente textos centrados en el estado: impuestos, cargas de trabajo, listas de tributos, genealogías reales, mitos fundacionales, leyes. No hay voces enfrentadas, y los esfuerzos por leer tales textos a contracorriente son a la vez heroicos y excepcionalmente difíciles. Cuanto más grandes son los archivos estatales, en general, más páginas están dedicadas a ese reino histórico y su autorretrato.

Sin embargo, los primeros estados en aparecer entre el limo aluvial azotado por el viento en el sur de Mesopotamia, Egipto y el Río Amarillo fueron entes minúsculos tanto demográfica como geográficamente. Eran una mera mancha en el mapa del mundo antiguo y no mucho más que un error de redondeo en una población mundial total estimada en aproximadamente veinticinco millones en el año 2.000 aEC. Eran pequeños nodos de poder rodeados por un vasto paisaje habitado por pueblos no estatales, también conocidos como "bárbaros". A pesar de Sumeria, Acadia, Egipto, Micenas, los Olmecas y los Mayas, Harappa, la China Qin, la mayoría de la población mundial continuó viviendo fuera de los dominios de los estados y sus impuestos durante mucho tiempo. Cuándo, de manera exacta, el panorama político se vuelve definitivamente dominado por el estado es difícil de decir y claramente arbitrario. Siendo muy generosos, hasta los últimos cuatrocientos años, un tercio del planeta todavía estaba ocupado por cazadores-recolectores, agricultores itinerantes, pastores y horticultores independientes, mientras que los estados, siendo esencialmente agrarios, se limitaban en gran parte a esa pequeña porción del globo adecuada para el cultivo. Es posible que gran parte de la población mundial nunca haya conocido el sello distintivo del estado: un recaudador de impuestos. Muchos, tal vez la mayoría, pudieron entrar y salir del espacio estatal y cambiar sus modos de subsistencia; tenían  posibilidades de éxito para evadir la mano dura del estado. Si, por tanto, ubicamos la era de la hegemonía estatal definitiva como iniciada alrededor del 1600 EC, se puede decir que el estado domina solo las últimas dos décimas partes del uno por ciento de la vida política de nuestra especie.

Al centrar nuestra atención en los lugares excepcionales donde aparecieron los primeros estados, nos arriesgamos a perder el hecho clave de que en gran parte del mundo no hubo ningún estado hasta hace muy poco tiempo. Los estados clásicos del sudeste asiático son aproximadamente contemporáneos al reinado de Carlomagno, más de seis mil años después de la "invención" de la agricultura. Los del Nuevo Mundo, con la excepción del Imperio Maya, son creaciones aún más recientes. Ellos también eran territorialmente pequeños. Fuera de su alcance había grandes conglomerados de pueblos "no administrados" reunidos en lo que los historiadores podrían llamar tribus, jefaturas y bandas. Habitaron zonas de ninguna soberanía o de una soberanía nominal infinitamente débil.

Los estados en cuestión fueron solo raramente y entonces bastante brevemente los formidables Leviatanes que la descripción de poderosos reinados que ellos mismos tienden a transmitir. En la mayoría de los casos interregnos, fragmentación y "edades oscuras" fueron más comunes que el dominio consolidado y efectivo. Una vez más, nosotros (y también los historiadores) hemos quedado hipnotizados por los registros de la fundación de una dinastía o de su período clásico, mientras que los períodos de desintegración y desorden dejan poco o nada en los registros históricos. La "Edad oscura" griega de cuatro siglos de duración, cuando aparentemente se perdió la alfabetización, es casi una página en blanco en comparación con la vasta literatura sobre las obras de teatro y la filosofía de la Edad Clásica. Esto sería completamente comprensible si el propósito de la historia fuera examinar los logros culturales que veneramos, pero pasa por alto la precariedad y la fragilidad de las formas estatales. En una buena parte del mundo, el estado, incluso cuando era robusto, fue una institución estacional. Hasta hace muy poco, durante las lluvias monzónicas anuales en el sudeste asiático, la capacidad del estado para proyectar su poder se reducía virtualmente a los muros de palacio. A pesar de la autoimagen del estado y su centralidad en la mayoría de las historias habituales, es importante reconocer que durante miles de años después de su primera aparición, no fue una constante sino una variable, y muy tambaleante entidad en la vida de muchos humanos.

A pesar del enorme progreso en documentar el cambio climático, los cambios demográficos, la calidad del suelo y los hábitos alimenticios, hay muchos aspectos de los primeros estados que es poco probable que se encuentren documentados en restos físicos o en textos tempranos porque son procesos insidiosos y lentos, quizás simbólicamente preocupantes e incluso indignos de mencionar. Por ejemplo, parece que el despegue desde los primeros dominios estatales hacia la periferia fue bastante común, pero, como contradice la narrativa del estado como un benefactor civilizador de sus súbditos, queda relegado a códigos legales oscuros. Otros y yo estamos prácticamente seguros de que la enfermedad fue un factor importante en la fragilidad de los primeros estados. Sus efectos, sin embargo, son difíciles de documentar, ya que fueron tan repentinos y tan poco entendidos, y también porque muchas enfermedades epidémicas no dejaron huella evidente. De manera similar, el alcance de la esclavitud, el cautiverio y el reasentamiento forzoso es difícil de documentar ya que, en ausencia de grilletes, los restos de esclavos y de sujetos libres son indistinguibles. Todos los estados estaban rodeados por pueblos no estatales, pero debido a su dispersión, sabemos muy poco sobre su ir y venir, su relación cambiante con los Estados y sus estructuras políticas.

 

Entradas relacionadas:


Escucha el sonido del océano en directo #Fogonazos #noticias


Micro


Esto que ves es un micrófono submarino (hidrófono) que la gente de Acuario de la Bahía de Monterrey ha colocado en el fondo del océano. ¡¡Y están transmitiendo el sonido en directo!! Yo llevo un rato y he oído delfines. Aquí tenéis la emisión en directo, 24 horas:



Vía: Motherboard
Entrada publicada en Fogonazos http://www.fogonazos.es/

Vídeos de «la ciencia toma la palabra» #ARP-SAPC #noticias


Durante los últimos cinco años (2013-2017) la Universidad de Alicante (UA) ha realizado un curso contra las pseudociencias, llamado "La ciencia pren la paraula: els problemas socials de les pseudociències". El objetivo del curso ha sido fomentar la cultura científica y ofrecer herramientas intelectuales y culturales para distinguir la ciencia de la pseudociencia, y desenmascarar creencias, mitos y supersticiones que desafortunadamente están arraigados en nuestra sociedad.

En este curso interdisciplinar han participado destacados científicos de diferentes áreas de conocimiento, que han tratado temas interesantes y polémicos, que van desde la medicina, la física, o la química hasta la biología, la alimentación, la psicología o la economía.

Ahora podéis encontrar todas estas conferencias (más de 30) en el repositorio de la UA:

rua.ua.es/dspace/handle/10045/33030

Estos cursos se han realizado con el patrocinio y la colaboración del Vicerrectorado de Cultura, Deportes y Lenguas (UA), de la Cátedra de Telefónica en la UA, del Institut d'Estudis Catalans en Alacant, de la ARP- Sociedad por el Avance del Pensamiento Crítico y de la Asociación para proteger al enfermo de terapias pseudocientíficas.


miércoles, 25 de abril de 2018

Money, money, money #La lista de la vergüenza #noticias


Chiste gráfico: un comprador de homeopatía paga con un trocito de billete diluido

Supongo que ya sabrán que el borrador de Orden ministerial para legalizar los productos homeopáticos sigue adelante. De hecho, eso es casi lo único que resulta fácil de entender en todo este embrollo, que ha llevado incluso a que algunos medios piquen en auténticos bulos. Ayer, por ejemplo, tanto ABC como Antena 3 Noticias nos contaban que la Orden va a obligar a que los fabricantes de productos homeopáticos demuestren su eficacia para poder venderlos…

Titular erróneo de Antena 3 diciendo que "La homeopatía deberá demostrar su eficacia por ley"

Algo que sería una buena noticia si no fuera porque:

  • ese requisito solo se exige a los productos que se vendan con indicación terapéutica (los que se vendan sin ella no tendrán que demostrar que sirvan para nada más que para engordar los bolsillos de sus vendedores);
  • aunque se presente como una novedad, nuestra legislación exige eso desde 1994; y
  • la Orden no regula nada de eso.

Eso por no hablar de los casi cinco lustros en los que no se ha exigido el cumplimiento de esta norma, que, francamente, no permiten albergar muchas esperanzas sobre las buenas intenciones de ahora.

Otro bulo asegura que la nueva normativa obligará a indicar en la etiqueta de cada producto que se trata de un "medicamento homeopático sin indicaciones terapéuticas probadas(sic)", lo cual estaría muy bien si no fuera porque, ¡ay!, pasa lo mismo que con el anterior: el requisito solo afecta a los productos sin indicación terapéutica, existe también desde 1994 y tampoco se ha molestado nadie en controlar su cumplimiento. Cosa que los laboratorios aprovechan, como de costumbre, para hacer lo que les sale de los glóbulos.

No es ninguna novedad. En realidad, es algo regulado desde hace años que los fabricantes se están saltando a la torera mientras @sanidadgob @AEMPSGOB miran para otro lado.https://t.co/It7tuuPxzx pic.twitter.com/9jPAcNOTfE

— Qué mal puede hacer? (@qmph_es) 25 de abril de 2018

Por no mencionar que… sí, lo han adivinado: la Orden tampoco lo regula.

Pero en medio de todas estas tribulaciones hay al menos una noticia buena: los fabricantes empezarán por fin a pagar tasas.

Titular de ABC: "la homeopatía tendrá tres meses para regularizar sus productos y empezará a pagar tasas"

¡Al fin una buena noticia!

O quizá no tan buena.

En fin, lo mejor es que lo juzguen ustedes. Como los cálculos son un verdadero coñazo (se lo digo yo, que los he hecho) pongo primero el resultado y luego los números, por si quieren comprobarlos. Tengan a mano la calculadora y unos pañuelos.

La Orden se refiere a los productos cuya autorización fue solicitada en 1994. Productos que tendrían que haber pagado su tasa por la primera autorización, sus tasas anuales y sus renovaciones quinquenales. Es difícil hacer una estimación de cuánto dinero supone eso, porque depende del tipo de producto, pero haremos los cálculos por lo bajo, suponiendo que la tasa aplicable fuese la de menor cuantía.

De modo que los laboratorios deberían haber pagado 45.728.688 €

Y van a pagar, según la misma estimación 2.389.680 €

Es decir, la ministra les va a perdonar en nuestro nombre 43.339.008 €

Usen los pañuelos para secarse las lágrimas, cojan la calculadora y vamos con los números.

Para empezar hay que aclarar que nadie sabe cuántos productos homeopáticos hay en el mercado. Sí, como lo leen: se supone que son medicamentos y, por tanto, deberían estar controladísimos, pero nadie, empezando por el Ministerio y terminando por la más humilde farmacia, es capaz de decir qué productos se presentaron en el proceso de autorización de 1994, cuáles han llegado después, cuáles pidieron su autorización por el procedimiento simplificado, cuáles por el ordinario, cuáles han sido retirados… Algún día les contaré las filigranas dialécticas de la AEMPS para evitar contestar a algo tan simple como si determinado producto está o no autorizado, y si lo está desde cuándo.

Pero que no sepamos cuántos hay no quiere decir que no tengamos estimaciones. La industria y el Ministerio, por ejemplo, coinciden en decir que en 1994 se presentaron unas 19.000 solicitudes. Y como lo que vamos a calcular es cuánto deberían haber pagado usaremos esa misma cifra. Empecemos.

En teoría, tras presentar las solicitudes conforme al Real Decreto 2208/1994, los fabricantes deberían haber abonado las tasas de autorización allá por 1995. La norma entonces vigente (la Ley 25/1990 de 20 de diciembre, del medicamento) no determinaba unas tasas específicas para los productos homeopáticos, por lo que tendrían que haber pagado las que establecía con carácter general: 225.510 pts. (1.355,34 €) por cada producto. Pero vamos a ser generosos y les aplicaremos con carácter retroactivo las que introdujo la Ley 13/1996, de 30 de diciembre, de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social, que son bastante más económicas.

Tasas vigentes a partir de enero de 1996

Más aún: como no sabemos cuántos de los 19.000 productos se presentaron con o sin indicación terapéutica, vamos a tirar por lo bajo y aplicarles a todos la tasa mínima.

La primera autorización costaría por tanto unas modestas 24.000 pts., 144,24 €, que multiplicados por los 19.000 productos darían un total de 2.740.560 € en concepto de tasas de autorización. Eso, como decíamos, en 1995.

En 1996 habrían tenido que pagar la tasa por la declaración anual simple, 5.000 pesetillas (30,05 €) por producto. 570.950 €. Y en 1997 serían también otros 570.950 €.

En 1998 la cosa cambia, porque la Ley 66/1997, de 30 de diciembre, de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social ha traído nuevas cuantías: la comunicación anual se mantiene en 5.000 pts., pero la renovación quinquenal ya sube a 40.000 pts, 240,40 €. Recordemos que estamos hablando siempre de la tasa más baja, la de productos sin indicación terapéutica.

Tasas vigentes a partir de 1998

Por lo tanto, en 1998 los fabricantes pagarían otros 570.950 €, y en 1999 también 570.950 €. Pero no en 2.000: además de los famosos 570.950 € anuales toca renovación de las autorizaciones, que a razón de 240,40 € suponían un total de 4.567.600. Sumando las comunicaciones, ese año habrían tenido que pagar 5.138.550 €.

En 2001 tocaría haber pagado otra vez los 570.950 € de la comunicación anual, pero en 2002 vuelve a haber cambios: la Ley 24/2001, de 27 de diciembre, de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social publica unas nuevas tasas, esta vez en Euros.

Tasas vigentes a partir de 2002

De este modo, en 2002 se pagarían 35 € x 19.000 productos= 665.000 € por la comunicación anual. En 2003 serían también 665.000 €, y en 2004 otros 650.000 €.

Para 2005 tenemos nueva subida de tasas, establecida por la Ley 4/2004, de 29 de diciembre, de modificación de tasas y de beneficios fiscales de acontecimientos de excepcional interés público:

Tasas vigentes a partir de 2005

Muy oportunas, porque toca renovación quinquenal, ¿recuerdan? De modo que el Estado debería haber recaudado 1.566.740 € por las comunicaciones anuales, y nada menos que 5.236.400 € por las renovaciones. En total 6.803.140 €.

En 2006 se produce un cambio importante: entra en vigor la Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios y con ella una nueva forma de calcular las tasas, ya que el artículo 111.2 establece que

…se entenderá por extensión de línea la segunda y sucesivas solicitudes de autorización e inscripción en el registro de otras formas farmacéuticas, vías de administración y concentración de un medicamento ya autorizado e inscrito.

La cuantía de la tasa de las extensiones de línea será del setenta por ciento de la primera autorización del medicamento.

Muchos de los productos homeopáticos son diluciones o formas distintas de otros existentes, es decir, "extensiones" a efectos del pago de la tasa. Y aunque no hay forma de saber cuántos son el producto "principal" y cuántos serían extensiones, vamos a tirar de la estimación que hizo en su día nada menos que Belén Crespo, directora general de la AEMPS, que en esta entrevista nos decía que

Creemos que alrededor de 6.000, aunque depende de la forma de contarlos. Antes se hablaba de 19.000 porque se contaban todas las diluciones. Ahora se cuenta la cepa madre.

Por tanto, vamos a calcular conforme a esas cifras: 6.000 productos principales y 13.000 (el resto hasta totalizar los 19.000) extensiones. Y conforme a las nuevas cuantías, claro.

Tasas vigentes a partir de 2006

La tasa anual resultante ascendería por tanto a 84,11 x 6.000 = 504.660 € por los productos principales, y 84,11 x 13.000 x 0,7 = 765.401 € por las extensiones; en total 1.270.061 €.

Las tasas no varían en 2007, de modo que habría que pagar otros 1.270.061 €.

La Ley 51/2007, de 26 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2008 introduce una nueva subida de las tasas (ya les avisé de que esta entrada es un coñazo),

Tasas vigentes a partir de 2008
de modo que ahora los cálculos serían de 85,79 € x 6.000 productos principales = 514.740 €, más 85.79 € x 13.000 extensiones x 0,7 = 780.689 €. El total para el año 2008 sería por tanto de 1.295.429 €.

En 2009 el pago tendría que haber ascendido también a 1.295.429 €. En 2010 no, ya que tocaría renovación quinquenal, que ascendería (siempre con la tasa más baja) a 286,73 € x 6.000 = 1.720.380 € para los productos principales, y 286.73 € x 13.000 x 0x7 = 2.609.243 € para las extensiones. Si sumamos la declaración anual, el total a pagar ese año hubiera sido de 5.625.052 €.

En 2011 volverían a devengarse 1.295.429 €, y en 2012 otros 1.295.429 €. En 2013, sin embargo, la Ley 10/2013 aprovecha la introducción de nuevas normas sobre medicamentos falsificados para "retocar" las tasas, que quedan así:

Tasas vigentes a partir de 2013

De modo que habría que abonar 90,00 € x 6.000 productos principales = 540.000 €, más 90,00 € x 13.000 extensiones x 0,7 = 819.000 €. El total para 2013 sería por tanto de 1.359.000 €.

En 2014 también habrían tenido que abonar 1.359.000 €, pero 2015 vuelve a ser un año especial. Por un lado toca, como ya sabemos, renovación de la autorización, pero por otro entra en vigor el texto refundido de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2015 y que, cómo no, introduce una nueva subida de las tasas:

Tasas vigentes desde 2015

Las tasas por comunicación anual ascenderán ahora a 90,90 € x 6.000 = 545.400 €, más 90,90 € x 13.000 x 0,7 = 827.190 €, es decir, 1.372.590 €. Las de renovación subirían a 307,38 € x 6.000 = 1.844.280 € más 307.38 € x 13.000 x 0.7 = 2.797.158 €, es decir, 4.641.438 €. Por lo tanto, en 2015 la industria homeopática habría tenido que pagar 6.014.028 €.

Y en 2016 1.372.590 €, y en 2017 otros 1.372.590 €, y este año 2018 devengarían otros 1.372.590 €.

Por lo tanto, si no me fallan los cálculos, la industria ha dejado de pagar 45.728.688 €.

¿Les parece mucho? Bueno, quizá: es una estimación, porque los datos reales no existen. Pero es una estimación a la baja: no cuenta la inflación, no asume la llegada de nuevos productos al mercado, utiliza siempre la tasa más baja… De hecho, en el año 2008 la propia industria cifraba las tasas que tendrían que abonar en la friolera de trescientos cincuenta millones de Euros.

Alegaciones de la industria contra un proyecto de Orden de 2008, que les obligaría (decían) a pagar 350 millones en tasas

Y aunque para su cálculo deben haber usado matemáticas alternativas, porque no hay por dónde cogerlo, lo cierto es que deja mi estimación en una cantidad muy, muy modestita, ¿verdad?

Pero eso es lo que habrían tenido que pagar. Para saber lo que realmente pagarán hay que multiplicar…

Bueno, aquí tenemos otra. ¿Qué hay que multiplicar, y por qué?

Vamos con la tasa. Legalmente, para autorizar un producto por primera vez los fabricantes (todos los fabricantes) tienen que pagar una tasa de autorización inicial. Para un producto homeopático, por ejemplo, la tasa es de 596,69 €, 745,85 €, 932,32 € o bien 8.434,22 €, según los casos.

Pero claro, eso es lo que dice la Ley, que como hemos visto en esto de la homeopatía es algo que se respeta tan poco como la constante de Avogadro. Aquí lo que manda es el interés de la industria.

Recordarán que en 2013 el Ministerio intentó sacar adelante otro borrador de Orden, pero en este caso consensuado con la industria. El documento, con sus Memorias, está aún colgado en la web ministerial. Y nos permite leer cosas como estas:

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, a propuesta del sector, accedió a considerar este procedimiento como de renovación de la autorización en lugar de autorización, lo que supone una tasa sensiblemente menor a la de autorización de un nuevo medicamento.

Y, en efecto, eso es lo que establecía el borrador de aquella Orden: un primer pago de una anualidad corriente (sí, una sola, como si ya estuviesen aprobados y al corriente del pago de las tasas) a la hora de hacer la comunicación inicial, y un pago posterior de la tasa de renovación, no de primera autorización:

Las tasas en el borrador de Orden de 2013

El borrador actual no es tan detallado en este sentido, simplemente porque regula solo esa comunicación inicial. Sin embargo, sigue pidiendo el pago de la tasa anual al hacer la comunicación, por lo que es de temer que posteriormente también se les exija solo el pago de la tasa de renovación.

Borrador actual

Así que ya tenemos un primer cálculo. En teoría cada producto deberían pagar la tasa de autorización de 596,69 € (dado que, como hemos indicado, estamos usando la tasa de menor cuantía), pero en su lugar se les cobrará la tasa de renovación, que asciende a 307,38 €. Bonita rebaja, ¿verdad?

Así que serían 307,38 € x 6.000 productos = 1.844.280 €, más…

más…

más nada. Volvamos más arriba: ¿recuerdan aquella entrevista a Belén Crespo? Sí, ya saben, cuando decía eso de que los productos serían…

Creemos que alrededor de 6.000, aunque depende de la forma de contarlos. Antes se hablaba de 19.000 porque se contaban todas las diluciones. Ahora se cuenta la cepa madre.

Bueno, pues esa forma de contar no era solo para ahorrarse dígitos, sino también… ¡exacto! Para perdonar aún más dinero a los laboratorios. De hecho hoy mismo lo cuenta aún más clarito:

La directora de la Agencia Española del Medicamento, Belén Crespo, añadió que se controlará el pago de las correspondientes tasas por todo producto homeopático "según el producto a partir del cual se diluye el producto, no teniendo en cuenta las diluciones". Es decir, que para empezar los laboratorios homeopáticos se ahorrarán bastante dinero con este planteamiento que les favorece, ya que no tienen que pagar tasas por cada preparado que saque al mercado sino tan solo por cada familia de diluciones homeopáticas.

Vamos, que con el mismo desparpajo con el que tira a la papelera las evidencias científicas, la AEMPS también va a tirar a la papelera el apartado 2 del artículo 123 de la Ley, va a diluir infinitesimalmente las tasas por las extensiones, y va a regalar a los laboratorios otro buen pellizco de dinero público.

Así que, recapitulando, por las autorizaciones en vez los 569,69 € x 6.000 = 3.418.140 € por los productos principales, más 569.69 € x 13.000 x 0,7 = 5.184.179 € por las extensiones, que totalizan 8.602.319 € que debería cobrar la AEMPS, se va a conformar (nos tendremos que conformar) con 1.844.280 €.

Una rebaja de 6.758.039 € totalmente ilegal, pero que colará, ya verán como sí.

Y si tenemos en cuenta que en 2018 las cantidades a cobrar serían esos 1.844.280 € más la tasa anual de 90,90 € por producto, que también se cobraría solo a los 6.000 productos principales, totalizando 545.400, el total que los fabricantes de azúcar mágico van a dignarse a pagar en tasas va a ascender a 2.389.680 €. Si es que los pagan, que ya se inventará el Ministerio algo para hacerles otra rebajilla.

En fin, ahí tienen las cuentas. Pueden repasarlas, corregirlas si hay algún error, ponerlas en duda (con argumentos, claro)… Y, si son ustedes homeópatas, pueden añadir a la larga lista de agravios que los escépticos les hacemos este otro: les están intentando hacer una indecente e ilegal anmistía fiscal. Y no vamos a consentirlo.

La entrada Money, money, money fue escrita en La lista de la vergüenza.


Os presento un nuevo proyecto: BioTransfer #La Aldea Irreductible #noticias


Proyecto BioTransfer
Proyecto BioTransfer

Hoy me gustaría presentaros un nuevo proyecto en el que estaré trabajando durante los próximos dos años. Se trata del Proyecto Biotransfer, una iniciativa internacional para la transferencia de la investigación biotecnológica orientada a la rentabilidad empresarial y movilización de flujos de negocio cofinanciado por el Programa de Cooperación Transnacional Madeira, Azores y Canarias (2007-2013).

En este proyecto participa el Cabildo Insular de Tenerife, como Jefe de Filas, así como la Universidad de La Laguna, Universidade da Madeira, Universidade dos Açores, Fundação Gaspar Frutuoso y Universidade de Cabo Verde.

Desde hoy mismo me encargaré de llevar sus redes sociales, tanto la cuenta de twitter @ProyBioTransfer como la página web en Facebook Biotransfer. En estas dos redes me encargaré de publicar noticias actuales sobre el mundo de la ciencia, la investigación científica y especialmente de la biotecnología.

Serán cuentas muy interesantes para estar al tanto de novedades en el ámbito de la investigación y os recomiendo que sigáis estas dos cuentas:

En twitter: @ProyBioTransfer

En Facebook: Proyecto Biotransfer

Muchas gracias y espero veros a todos por aquí.

La entrada Os presento un nuevo proyecto: BioTransfer fue escrita en La Aldea Irreductible.


Torturando a un bebé en nombre de la moral cristiana #Diario de un ateo #noticias


Tan importante como disfrutar de una vida digna es el poder terminar también dignamente y sin sufrimientos adicionales. Y esta simple idea que debería estar escrita en piedra en toda legislación de un país civilizado, debería estar más presente aun cuando de menores de edad se tratara.
Leer más »

Hoy hay charla de José María Riol en EEEP Tenerife #ARP-SAPC #noticias



5 pasos para evitar el fraude en la cesta de la compra #Scientia #noticias


Alo largo de artículos anteriores he destripado muchos productos alabando sus propiedades beneficiosas y criticando las mentiras que se esconden detrás de su publicidad. Hoy cambiaremos el chip. Voy a enseñarles, en 5 cómodos pasos, la forma de que ustedes solos sepan analizar si un complemento alimenticio funciona. Atentos.

Para seguir leyendo pinchen aquí.

123946087--624x1636-k9jB-U501680021283jeF-624x385@La Verdad

Fuente: Mikel Casal. La verdad

Esta artículo forma parte de mi colaboración quincenal con La Verdad.

Jose


¿Ya llegó Nibiru? Las imágenes del Stereo Ahead Cor2 y las mentiras del canal "Verdad Oculta" #El Reptiliano escéptico #noticias


20180424_1019194809.jpg
Rubén Pulgar me informa en Twitter de un vídeo del canal sensacionalista "Verdad Oculta". En el vídeo vemos como dicen que Lasco del telescopio espacial Soho, y el Cor2 de el telescopio Stereo Ahead (ambos observatorios especiales que monitorean el Sol) supuestamente captaron a Nibiru. 🎵 Los Nibiruneanos llegaron ya 🎵.

La primera imagen que presenta "verdad oculta" es la del típico "Ángel". En el blog ya expliqué que eso no es un misterio, como explica Bernhard Fleck del proyecto Soho. Pueden consultar está información aquí

_20180424_165407.JPG

Es un rayo cósmico impactando en la CCD de la cámara de Lasco. No es un objeto externo, por eso sólo aparece en un fotograma de la secuencia.

El segundo es más interesante. Desde el 23 de abril del presente año en el Cor2 apareció en el campo de visión un objeto brillante. El encargado del canal "Verdad oculta" en lugar de preguntarle a un especialista del proyecto Stereo para saber qué es, rápidamente dice que nibiru está entrando en el sistema solar. 😑

_20180424_165427.JPG

Para saber qué objeto es le escribí un correo a la científica Theresa Ann Kucera. En su perfil leemos lo siguiente:

"La Dr. Terry Kucera es astrofísica en el Laboratorio de Física Solar del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA. Sus intereses de investigación se centran en la atmósfera solar, especialmente en las prominencias solares y las cavidades de prominencia. Actualmente se desempeña como Científica del Proyecto STEREO.".

Me contestó de manera certera y concisa. Es Venus

"Planet.
You can check these things on our plant-finder page
https://stereo.gsfc.nasa.gov/beacon/planets/
which labels it as Venus. 

You can also now look at previous dates as well:
https://stereo.gsfc.nasa.gov/browse/2018/04/24/planets/ 

Best,
Terry Kucera
STEREO Science Team" 

Entre al enlace que ella me compartió y vi lo siguiente:

_20180424_165351.JPG

En estos momentos es visible Venus y Saturno en el campo de visión de Cor2.

No es la primera vez. En este vídeo se ve Venus. Se observa muy brillante debido a la cercanía, además que el CCD de la cámara se satura por la cantidad de luz.


Referencias
Planetas que pasan en el campo de visión de Stereo
Imágenes de Stereo