sábado, 30 de abril de 2016

La influencia de la mitología en la ciencia (28ª Parte): Cíclopes #Ese punto azul pálido (Pale Blue Dot) #noticias


[Nota inicial: Se puede consultar el resto de entregas de la serie sobre la influencia de la mitología en la ciencia desde este enlace]

Estatua%2Bc%25C3%25ADclope.JPG
Cíclope en el Museo de Hª Natural de Londres | Fuente

Los Cíclopes eran una raza de gigantes con un solo ojo en medio de su frente. Tenían muy mal carácter, eran bruscos y crueles, y su origen provenía de dos generaciones distintas. Los de la primera generación eran hijos de los dioses Urano y Gea, y se caracterizaban por ser unos malhumorados constructores pero buenos artesanos del metal pese a su mala vista. Los de la segunda generación eran unas temibles criaturas monstruosas que vivían en una isla -que algunos asocian con Sicilia- y que se dedicaban al pastoreo. Estos últimos fueron los protagonistas de una de las aventuras de Ulises (Odiseo) en su famoso regreso a Ítaca.

El cíclope más conocido era Polifemo. En La Odisea, Homero relata la crueldad de Polifemo cuando consiguió atrapar a Ulises y a sus doce compañeros de viaje, que quedaron encerrados en una cueva a merced del gigante. Día a día iban siendo devorados hasta que finalmente el valiente Ulises consiguió emborrachar con vino dulce al monstruo que cayó dormido. En ese momento, el héroe de Troya aprovechó la ocasión y le clavó un palo afilado en su único ojo. A la mañana siguiente, con el cíclope ciego y roto de dolor, consiguieron escapar camuflados bajo un rebaño de ovejas que estaba en la cueva. En su huida, Ulises le dijo a Polifemo que su nombre era «Nadie», y así cuando los cíclopes de la isla escucharon los gritos de socorro de su hermano, éste les contestó que 
«Nadie» le había atacado, ignorándolo por tanto, momento que aprovecharon Ulises y sus compañeros para embarcarse y escapar de la isla.


Jakob_Jordaens.jpg
Odiseo en la cueva de Polifemo, Jacob Jordaens | Fuente


Un alcaloide contra el cáncer y un tipo de construcción
La ciclopamina es un alcaloide esteroideo que se encuentra en en el lirio Veratrum californicum. Puede obtenerse de la naturaleza, de la planta o de otras fuentes de síntesis. 


ciclopamina.png
Estructura de la ciclopamina

El origen de su nombre, en clara referencia a los Cíclopes, es debido a la ciclopía -presencia de un solo ojo- que se observó en una población de ovejas de una granja de Idaho (EE.UU), cuyas progenitoras fueron alimentadas con forrajes que contenían V. californicum

Esta malformación se produce debido a que la ciclopamina inhibe una ruta de señalización muy importe en el desarrollo embrionario, la ruta Hedgehog. Pues bien, parece ser que en determinadas condiciones controladas se puede utilizar la ciclopamina en la lucha contra el basalioma y otros tipos de cáncer.

Una construcción ciclópea es un tipo de construcción que se realiza con piedras de gran tamaño sin emplear argamasa. En la antigüedad se pensaba que eran las construcciones hechas por los Cíclopes debido al tamaño descomunal de sus elementos.

220px-Tudons01.jpg
Naveta des Tudons, Menorca | Fuente
____________________
NOTA: Esta entrada participa en el LVII Carnaval de la Química (Ed. Lantano) albergado en el siempre recomendable blog La aventura de la Ciencia del gran Daniel Martín Reina.