jueves, 21 de abril de 2016

No hay diferencias entre hijos de parejas homosexuales y heterosexuales #De Avanzada #noticias


same-sex-mothers.jpg


Aquí hemos repasado la pseudociencia de los 'estudios' contra la crianza homoparental y cómo sus autores caen —muy deliberadamente— en errores metodológicos para que los resultados lleguen a una conclusión preestablecida.

Pues bien, ahora el Williams Institute de la Universidad de California en Los Angeles decidió repetir esos estudios pero evitando los errores metodológicos, bastante obvios — los hallazgos no son exactamente una sorpresa:

Usando datos de la Encuesta Nacional de Salud Infantil, los investigadores pudieron identificar parejas del mismo sexo que tienen niños y compararlas con padres heterosexuales demográficamente similares. Ya que pocos hogares de padres del mismo sexo masculino fueron incluidos en el estudio, los investigadores se centraron en parejas de mujeres, identificando 95 que luego compararon con hogares heterosexuales similares.

El estudio sólo encontró una diferencia entre las familias: las parejas del mismo sexo tenían más estrés que sus pares heterosexuales. Pero incluso con esa distinción, no hubo diferencia en los resultados de sus hijos, incluyendo su estado general de salud, las dificultades emocionales, la conducta de afrontamiento, o el comportamiento de aprendizaje.

Esta yuxtaposición en realidad otorga más credibilidad a la crianza homoparental. La tasa más alta de estrés debería haberse correlacionado con resultados menos favorables para los niños, pero no fue así. Esto sugiere, razonan los investigadores, que las madres lesbianas podrían estar usando sistemas de apoyo adicionales, como grupos de padres o servicios de orientación, y del mismo modo, los niños también pueden desarrollar mayores habilidades de resiliencia al tener que defenderse contra el estigma de tener padres del mismo sexo.

Hay una explicación obvia de por qué el nuevo estudio encontró resultados positivos mientras que los conservadores encontraron resultados negativos en los estudios basados en la población. El nuevo estudio controla para parejas comprometidas; compara familias del mismo sexo que han criado a sus hijos desde el nacimiento con familias heterosexuales que habían hecho lo mismo. Ninguno de los padres del mismo sexo que habían terminado o eran divorciados fueron analizados en el estudio.

El estudio se suma al creciente cuerpo de evidencia que indica que los hijos de parejas homosexuales no sufren trastornos psicológicos, mentales, físicos, emocionales o de ningún otro tipo por el hecho de haber sido criados por padres homosexuales.

(vía Friendly Atheist | imagen: Wikipedia)

____
Publicado en De Avanzada por David Osorio