martes, 24 de mayo de 2016

Investigadores descubren la primera forma segura de hacer llegar fármacos a la placenta #Ciencia Kanija 2.0 #noticias


Artículo publicado el 6 de mayo de 2016 en la Universidad de Manchester

– No hay fármacos que puedan usarse para tratar complicaciones del embarazo tales como la preeclampsia.
– El método usado para seleccionar tumores como objetivo de un determinado tratamiento, sirve también en el caso de la placenta.
– Tiene potencial para tratar a los bebés en el vientre materno y evitar así la inducción del parto.

Por primera vez, los investigadores han ideado un método que lleva fármacos de un modo selectivo a la placenta de las mujeres embarazadas, sin dañar al feto, mediante un protocolo que puede ayudar a prevenir algunos nacimientos prematuros, y tratar problemas como la preeclampsia

Científicos de la Universidad de Manchester, en un artículo en la publicación Science Advances, han demostrado que dos péptidos (cadenas de aminoácidos) originalmente usados como detectores selectivos de tumores, pueden desempeñar esa misma función en la placenta, transportando fármacos que mejorarían la función placentaria, y beneficiarían al crecimiento del bebé en el vientre materno sin causarle ningún daño.

Vientre materno

Vientre materno

Muchas complicaciones durante el embarazo están causadas por un mal funcionamiento de la placenta, o un crecimiento deficiente de ésta. Hasta el momento, no existen fármacos que puedan usarse en este tipo de complicaciones durante la gestación, como la preeclampsia o los problemas de crecimiento fetales, que afectan a más del 10 por ciento de las mujeres embarazadas.

Debido a que hasta ahora no existía posibilidad de tratamiento, los doctores se veían en muchos casos abocados a inducir un parto prematuro del bebé. Los bebés prematuros tienen un riesgo mayor de desarrollar infecciones, e incluso parálisis cerebral, y tendrán durante toda su vida una mayor probabilidad de sufrir enfermedades cardíacas, y diabetes.

La investigación de Manchester tiene el potencial de evitar esos problemas tratando al bebé mientras está en el vientre de la madre, y permite evitar así los partos prematuros. La Dra. Lynda Harris, que lidera la investigación, explica: "Las placentas se comportan como tumores controlados. Crecen rápidamente, producen hormonas de crecimiento, y se evaden del sistema inmune".

"Gran parte de la investigación sobre el cáncer se centra en encontrar modos de llevar fármacos directamente a los tumores, para destruirlos sin afectar al resto del organismo. Creemos que si podemos hacer que la placenta sea "diana" de la misma forma que se hace con los tumores, podremos llevar los fármacos precisos para mejorar la función placentaria y, de este modo, tratar complicaciones durante la gestación".

Como resultado de los trabajos realizados, los investigadores han demostrado que en ratones, la hormona de crecimiento puede llevarse a la placenta sin que tenga efecto en fetos de un tamaño normal, pero ayudando a aquellos que tenían un tamaño menor del esperado, demostrando así que hay un gran potencial en este método para ser usado en humanos.

No ha habido signos de acumulación de los fármacos en los órganos de los ratones, simplemente pasaron a través de su cuerpo, y no se ha encontrado rastro de ellos tampoco en los fetos. El artículo reconoce que puede haber efectos nocivos en madres con cáncer sin diagnosticar, porque los fármacos también llegarían a sus tumores, pero los autores sugieren que un programa de cribado podría solventar ese problema.

La Dra. Harris añade: "En los últimos 20 años, solamente un fármaco ha sido aprobado para su uso durante el embarazo. Mediante el desarrollo de este método, se ha abierto la posibilidad de que un gran número de fármacos diferentes puedan ser adaptados, y usados de una forma segura, para tratar tanto las complicaciones comunes, como las más severas que puedan surgir durante la gestación".

La profesora Melanie Welham, Ejecutiva Jefe de BBSRC, dice: "Esta investigación demuestra el valor que el uso de nuevos enfoques en la administración de fármacos puede llegar a tener en nuestras vidas, para ayudarnos a que éstas sean más largas y saludables. Hallazgos como éste, pueden ayudar en gran medida a desarrollar terapias que pueden ayudar a la madre, y, especialmente, al bebé no nato."

El artículo 'Tumour homing peptides as tools for targeted delivery of payloads to the placenta', fué publicado en Science Advances y recibió patrocinio por parte del Biotechnology and Biological Sciences Research Council (BBSRC).