miércoles, 25 de mayo de 2016

La escala de Planck #Ciencia Kanija 2.0 #noticias


Artículo publicado por Rashmi Shivni el 19 de mayo de 2016 en Symmetry Breaking

La escala de Planck fija el límite mínimo del universo más allá del cual colapsan las leyes de la física.

A finales de la década de 1890, el físico Max Planck propuso un conjunto de unidades para simplificar la expresión de las leyes de la física. Usando apenas cinco constantes de la naturaleza (incluyendo la velocidad de la luz y la constante gravitatoria), tú, yo, e incluso los alienígenas de Alfa Centauri podríamos llegar a las mismas unidades de Planck.

Espuma cuántica

Espuma cuántica en la escala de Planck

Las unidades básicas de Planck son longitud, masa, temperatura, tiempo, y carga.

Vamos a considerar la unidad de longitud de Planck por un momento. El protón es unas 100 millones de billones de veces mayor que la longitud de Planck. Para poner esto en contexto, si se aumentase de tamaño un protón hasta alcanzar el tamaño del universo observable, la longitud de Planck sería un simple viaje de Tokio a Chicago. Las 14 horas de vuelo te podrían parecer largas pero, para el universo, pasarían completamente desapercibidas.

La escala de Planck se inventó como un conjunto de unidades universales, por lo que fue un impacto cuando esos límites resultaron ser los límites donde se aplican las leyes conocidas de la física. Por ejemplo, una distancia menor que la longitud de Planck no tiene sentido — la física colapsa.

Los físicos no saben qué sucede realmente en la escala de Planck, pero pueden especular. Algunos físicos teóricos de partículas predicen que las cuatro fuerzas fundamentales — gravedad, fuerza nuclear débil, electromagnetismo y fuerza nuclear fuerte — finalmente se fusionarán en una única fuerza en este nivel de energía. La gravedad cuántica y las supercuerdas también son fenómenos posibles que podrían ser predominantes en la escala de energía de Planck.

La escala de Planck es el límite universo, uno más allá del cual las leyes actuales conocidas por la física colapsa. Para comprender cualquier cosa que haya más allá, necesitamos una nueva e irrompible física.