miércoles, 1 de junio de 2016

La realidad que hay detrás de los Cacaos solubles #e-ciencia #noticias


Hace unos días, Aitor Sánchez, de mi dieta cojea, compartió una imagen tan gráfica como totalmente cierta. No nos engañemos, este tipo de productos los hemos consumido en nuestra infancia y  yo la primera, porque la leche no era santo de mi devoción y era la única manera con la que no me resultaba desagradable. Pues parecía que un desayuno no podía ser saludable si no se incluía ese liquido de color blanco amarillento llamado leche. En la actualidad, este prejuicio por suerte se ha desvanecido para algunas personas, ya sea por la diversidad de culturas o por una evolución en el pensamiento científico sobre la alimentación.
No se sí por esos pequeños detalles de mi infancia o simplemente por el destino, la nutrición y los alimentos en general despiertan mi curiosidad de aprender algo nuevo todos los días. En este post quería hablamos sobre estos famosos cacaos solubles y sus versiones low cost, pues no es oro todo lo que reluce o lo intenta.

En la actualidad, a nadie le sorprende que el consumo de azúcar no es beneficioso para la salud y que la mayoría de este lo ingerimos de manera inconsciente.  Pues bien estos productos enmascaran precisamente este ingrediente.
El objetivo de este post es analizar al detalle el etiquetado de este grupo de productos y establecer pautas de consumo sobre todo entre la población infantil, en la que los datos de sobrepeso y obesidad son realmente alarmantes.

A continuación, vamos a analizar los aspectos más relevantes del etiquetado, denominación del alimento, ingredientes, cantidad de ingredientes y la información nutricional.

1. Denominación del alimento
En la mayoría de los casos por no decir en todos ellos, puesto que no he podido ver todas las versiones del famoso Colacao o Nesquik, aparece de forma destacada la denominación: "Cacao soluble" o similares. Sin embargo, si vamos a leer el cuerpo de la etiqueta podemos ver otra denominación, en letra más pequeña que hace referencia a "preparado alimenticio al cacao para desayunos y meriendas".

Pues bien, el Real Decreto  1055/2003, de 1 de agosto, por el que se aprueba la Reglamentación técnico- sanitaria sobre los productos de cacao y chocolate destinados a la alimentación humana, establece las definiciones jurídicas de este categoría de productos.

Como ya explicamos en el post anterior, la denominación del producto debe ser la establecida por la legislación, si la hay como es el caso del cacao en polvo. En este Real Decreto  encontramos las siguientes definiciones:
-  Cacao en polvo, cacao.—Es el producto obtenido por la transformación en polvo de granos de cacao limpios, descascarillados y tostados y que contenga un 20 por ciento, como mínimo, de manteca de cacao, calculado sobre el peso de la materia seca, y, como máximo, un 9 por ciento de agua.
- Cacao magro en polvo, cacao magro, cacao desgrasado en polvo, cacao desgrasado.—El cacao en polvo que contenga menos del 20 por ciento de manteca de cacao calculado sobre materia seca.
- Chocolate en polvo.—Es el producto consistente en una mezcla de cacao en polvo y azúcares que contenga, como mínimo, un 32 por ciento de cacao en polvo.

- Chocolate en polvo para beber, chocolate familiar en polvo, cacao azucarado, cacao en polvo azucarado.— Es el producto consistente en una mezcla de cacao en polvo y de azúcares que contenga, como mínimo, un 25 por ciento de cacao en polvo.

Sin leer detenidamente toda la información del etiquetado podríamos decir que la denominación de cacao soluble estaría dentro de las definición legal de cacao en polvo. Pero como podemos ver en estas definiciones se deben tener en cuenta algunos parámetros de composición.

2. Ingredientes y cantidad de ingredientes

Esta es la parte más interesante y a la vez más clarificadora para saber que compramos. Pues bien si paramos a mirar cualquiera de las siguientes listas de ingredientes de cacaos comerciales de renombre o sus versiones low cost, podemos quedarnos con la boca abierta y ver que lo que mi dieta cojea compartía hace apenas dos días en una red social sobre estos productos era un "Secreto a voces".

Etiqueta Nesquik
Etiqueta cacao soluble versión grupo DIA
Etiqueta Colacao
Etiqueta cacao soluble versión Coaliment
Etiqueta Colacao 0 %
3. Etiquetado nutricional
Esta es la parte más gráfica pero a veces la más complicada de entender, quizás por la falta de base formativa  en nutrición, que bajo mi punto de vista tan fundamental como saber sumar, dibujar, pues forma parte de la cultura general. En lineas generales, este tipo de producto destaca por su alto contenido en azúcares, pues es el primer ingrediente que aparece en su lista de ingredientes, valga la redundancia. Por tanto, su valor energético se debe principalmente a este principio inmediato. La cantidad de otros componentes ya depende si el cacao es desgrasado o no ,la utilización de harinas y otros ingredientes. A continuación voy a ejemplificar este producto mediante dos etiquetas de productos comerciales:
Información Nutricional Nesquik
Información Nutricional Colacao 0 %
La principal diferencia nutricional entre estos dos productos es que mientras en el primero el principal ingrediente es el azúcar, en el segundo no aparece en la lista de ingredientes.  Como conclusión final, tanto las versiones normales como sus versiones light o 0% no aportan nada nutricionalmente hablando.
Conclusiones

Después de todo este análisis, ¿Es un producto recomendable en nuestra alimentación?. No, es totalmente prescindible, pues su componente más destacado es el  azúcar y todos sabemos que el azúcar está relacionado con muchas enfermedades, sobrepeso, obesidad, diabetes, caries dental, entre otras. Ahora bien si se toma es preferible optar por estas versiones que no contienen azúcar y hacerlo con la mínima cantidad posible, pues las versiones "sin azúcar" contienen edulcorantes y la pauta que hay que tomar como norma es acostumbrarnos a tomar la mínima cantidad de azúcar y no buscar sustitutos más "saludables", pues lo realmente saludable es evitar enmascarar los alimentos para poder tomarlos. Como dietista soy partidaria de alimentarse de forma saludable y esto es posible sin enmascarar los sabores auténticos de los alimentos  con elevadas cantidades de azúcar o sal.

También quisiera recalcar que sólo el cacao soluble 0 % de colacao contiene el % mínimo de cacao para el chocolate en polvo para beber, que es donde se engloban este tipo de productos, desde un punto de vista legal ( 25%).
Finalmente decir que : aprender a leer las etiquetas y saber lo que se compra, es la base para  alimentarse con cabeza y ganar en salud.