miércoles, 1 de junio de 2016

¡Milagro! La mujeres no son objetos, son mamíferos aunque por supuesto no humanos #Diario de un ateo #noticias




diario%2Bde%2Bun%2Bateo%2Bmujer%2Bislam%
Sólo con la religión pueden pervivir los más degradantes e intolerantes comportamientos y cuando cambian (aunque levemente) todo el mundo se felicita.


Hasta ahora según la doctrina islámica la mujer estaba considerada como un simple objeto, una pertenencia de su padre, marido o hijo. Y ahora tras sesudos análisis de imanes, teólogos y ¡científicos! saudíes se ha llegado a la sorprendente conclusión de que no, las mujeres no son un electrodoméstico más en la cocina de los piadosos idiotizados musulmanes, sino que ahora han subido de categoría puesto que esté comité de "sabios" ha dictaminado que las féminas musulmanas son ahora mamíferos, como las cabras o los camellos

Y lo sorprendentemente vergonzoso de todo este caso es que diversas asociaciones de derechos humanos del mundo se han felicitado por este cambio del estatus jurídico de las hembras (nunca mejor dicho) islámicas porque ahora, tal y como indica la portavoz de la Red de Acción de Liberación de la Mujer, los casi 500 millones de mujeres que viven actualmente bajo el yugo de Alá y su pederasta profeta

"deben recibir al menos la alimentación y el agua, además de un mínimo de atención y respeto"

más o menos como el resto de animales propiedad de sus barbudos señores. 

Este docto consejo de sabios ha dictaminado también en su infinita debilidad mental que ese cambio las sigue manteniendo fuera de la categoría humana, por lo que nunca jamás de los jamases podrán acceder a los derechos que disfrutan de manera exclusiva los hombres, verdaderos y únicos siervos de Alá el Grande, el Todopoderoso, el Misericorde y por qué no decirlo el Grandísimo Criminal. 

Pero eso sí, sigamos dorando la píldora a esos medievales jeques árabes porque aquí no importan para nada los derechos humanos. 

8286687463_024a0fb453_b.jpg


20140518_camara_comercio.1.1.jpg

img.rtve.es.jpg

Y sobre todo sigamos vendiendo armas a estos antediluvianos pastores de cabras y de mujeres. 

original_56aa062d3aa29.jpg