lunes, 11 de julio de 2016

DESARROLLO DE UN FRUTO: PARTICIPANTES EN LA SOMBRA #Tomates con genes #noticias


Trabajo realizado por Ana Alarcia.

Cuando uno llega al supermercado decidido a comprar la fruta y verdura correspondiente para llenar la nevera suele fijarse únicamente en qué frutas tienen el mejor color, la piel más perfecta, la forma idónea o el aspecto más fresco, en definitiva lo que el sentí de la vista trasmita al cerebro como atractivo. Está claro que compramos por los ojos, y cuanta mejor pinta tenga más probabilidad hay de que acabe en la cesta. Pero seguro que ninguno de los compradores se ha parado ni un segundo a pensar en cuantos integrantes, procesos y horas de trabajo son necesarios para que ese fruto esté en las baldas de la tienda esperando a ser comprado y consumido. Y aunque seguro que es en lo estás pensando, no me estoy refiriendo a todas esas personas que hacen posible que ese fruto llegue al mercado como son el vendedor de semillas, el agricultor, los posibles intermediarios o el propio personal del comercio, si no a todos los pequeños participantes en el desarrollo del fruto que no vemos y que seguro no imaginas de quién se trata.

Imagen 1

Para empezar hay que destacar la importancia que tienen los frutos, no sólo para nuestro consumo, sino para la propia planta. Los frutos han evolucionado con el fin de proteger las semillas en desarrollo y asegurar la dispersión de éstas cuando estén maduras y para ello, han adoptado una enorme diversidad morfológica y funcional, en gran medida responsable del éxito evolutivo de las plantas. Además, como ya he comentado, las plantas tienen una gran importancia económica representando la parte comestible de muchos cultivos, siendo, a su vez, una fuente para la producción de semillas, aceites y otros compuestos.

Son por estas razones por las que muchos grupos de investigación están interesados en estudiar el desarrollo del fruto y su evolución, intentando llegar a entender cómo se establecen los frutos y cuáles son las bases moleculares de la diversidad morfológica y funcional encontrada en la naturaleza. Son estas bases moleculares en las que quiero centrarme, ya que cuando hablaba de participantes, me refería a todos los genes involucrados en el desarrollo y constitución del fruto que permiten un crecimiento coordinado y diferenciado.

Estos participantes no son anónimos pues muchos ya han sido identificados, se les ha dado nombre y se conoce su función. Aunque si bien es cierto, todavía quedan muchos en la sombra pues el desarrollo del fruto es un proceso complejo y depende en gran medida de la especie vegetal que da lugar a dicho fruto.

Así, en el grupo de investigación en el que realizo mi trabajo fin de máster están centrados en el estudio del desarrollo y evolución del fruto, trabajando sobre todo con la planta modelo por excelencia Arabidopsis thaliana debido al conocimiento que se tiene de ella y la facilidad para trabajar.

Imagen 2
En concreto, mi trabajo se centra en unos genes de esos no tan conocidos y cuya función todavía está por dilucidar. Estos genes son los llamados DEVIL (DVL) y se ha visto como su sobreexpresión en Arabidopsis causa cambios muy evidentes a lo largo del desarrollo y en la morfología del fruto. Los genes DVL son una familia de unos 20 miembros y en concreto la sobreexpresión del gen DVL1 da lugar a frutos acabados en dos cuernos, de ahí su nombre diabólico.

La sobreexpresión de otros miembros de la familia causa también alteraciones en el fruto dando lugar a una morfología muy diversa y en ocasiones espectacular y sorprendente en comparación con los frutos normales.

Imagen 3

Mi trabajo se centra, por tanto en continuar con el estudio que hasta ahora se ha venido realizando acerca de estos genes para intentar concretar cuál es su implicación en el desarrollo no sólo del fruto, sino de la planta en general.

A pesar de que este proyecto todavía no tiene una aplicación directa en las frutas y verduras que nos encontramos en el supermercado, los trabajos de investigación son muy importantes para tener un conocimiento acerca del desarrollo de las plantas resolviendo muchos interrogantes que todavía están en duda para la comunidad científica.

La entrada DESARROLLO DE UN FRUTO: PARTICIPANTES EN LA SOMBRA fue escrita en Tomates con genes.