miércoles, 6 de julio de 2016

Melones y pepinos ¡Sin censura! #Tomates con genes #noticias


Post escrito por Victoria Albalat

¿Sabías que las plantas pueden regenerarse a partir de un trozo pequeño de ellas mismas? Yo tampoco. Esto se debe a la totipotencia, es decir, a que las células de las plantas (vengan de donde vengan) pueden dar lugar a otro tipo de órgano que no fuera el de partida. Es básicamente como si a partir de un dedo saliera otra persona hecha y derecha.

Pues en esto consiste mi trabajo final de máster.

Tengo que cortarles a las plantas de pepino y melón recién salidas de la semilla sus primeras hojitas, también llamadas cotiledones.

(menos mal que aquí no se aplica lo de "pezqueñines no gracias")

[gickr.com]_f494bae4-693a-2c34-c510-08406544ff69

Todo esto anda dentro de un concepto de la biotecnología de plantas que se llama Cultivo in vitro, y basicamente es eso, lo que te estas imaginando, una parte de la planta es separada (en mi caso los cotiledones aunque podría ser cualquier otra como polen, ovulos, parte del tallo, células) se cultiva asépticamente en un medio artificial y se incuba en condiciones controladas.

Lo que podéis ver en la imagen que parece gelatina es el medio de cultivo en el que se colocan las sustancias que cada planta necesita para su desarrollo: Hormonas, sales minerales, nutrientes, azúcar… (Nooo asucar no!) no en serio, si, azúcar también, porque aunque no lo parezca las plantas la necesitan azúcar para numerosos procesos de su desarrollo.

1

Todos estos componentes se mezclan junto a uno más que es el que la da la consistencia gelatinosa, el Agar.

Bueno, pues ya tenemos nuestra semilla germinada, en condiciones axénicas por supuesto, y le han crecido los cotiledones. ¿Ahora qué?

Pasamos a la cirugía.

Lo siento mucho, pero vamos a tener que amputarle ese cotiledón a su pepino… ¿¿¿QUÉ??? Pero con amor eee <3

2

Ya está hecho ¿a que no ha sido tan doloroso? La verdad es que no, mi TFM me está encantando.

Ahora ¡a cultivar! Colocamos esas hojitas cortadas sin coger nada del tallo en placas con medios distintos alterando las hormonas (como si de primavera se tratara) u otros componentes hasta dar con el medio adecuado, el cual no nombraré aquí porque es confidencial (quedo profesional ¿a que si?). Tras 25 días en las placas tendremos que ver algo parecido a esto:

Te presento a mis amigas. Yemas, lectores del blog de JM, lectores del blog de JM, yemas.

3

Hechos los saludos os diré de donde vienen; cuando colocamos los cotiledones en el medio estos comienzan a dividirse sin control formando estructuras llamadas callos.

Estos callos pueden aparecer y ser gigantes como podemos observar en esta imagen ¡Oh Dios mío, un mutante!, aparecer y ser pequeños o no aparecer. La división celular (pasando o no por el callo) dará lugar a los 25 días aproximadamente, si hemos hecho todo bien, a yemas o incluso pequeños brotes. A todo esto se le llama morfogénesis.

4

Vale, ¿y qué?

Pues ahora viene lo mejor, de esos brotes o yemas se formaran nuevas plantas, como lo del dedo que dije al principio pues igual.

Cultivamos el dedo y este se va dividiendo y dando estructuras que se parecerán a una mano y que tendremos que ir perfilando hasta que al final sea una mano lo que haya. (Suena asqueroso este ejemplo)

5

Y tú dirás, "¿de verdad esto viene de una hoja?" y yo diré si, y al menos 5 meses de trabajo. Y es que a las plantas hay que mimarlas muchísimo porque hay tantos factores que pueden influir en su crecimiento y desarrollo y no pueden gritarte ¡no burra, eso no lo eches! que siempre hay algo que puede salir mal. Además, todo esto sin poderle dar leche Puleva para peques o actimel que active sus defensas para los cambios de temperatura…que faena.

Pues básicamente en eso consiste mi TFM, en encontrar el modo, el medio y las condiciones más óptimas para que las plantas de melón y pepino puedan dar mejor morfogénesis. Y con esto me refiero a morfogénesis de buena calidad, que de lugar a plantas sanas con buena morfología y que se desarrollen con normalidad.

Y la última pregunta, y por ello no menos importante, ¿todo esto para qué?

  • Para descubrir que medios son mejores para cada variedad y poder así utilizarlos para programas de saneamiento de plantas, propagación (si están en peligro esas plantas) etc.
  • Utilizar esta buena calidad de morfogénesis para modificarlas genéticamente introduciendo genes de interés y que sigan adelante sin perderlas.
  • Para aportar conocimientos a este ámbito, no solo en el medio sino también en la forma en que cultivo los cotiledones.
  • Para que Victoria pueda aprender, divertirse y aportar su granito de arena.

Espero que os lo hayais pasado tan bien leyendo como yo escribiendo. Ah, y ¡no os olvidéis de preguntar!

La entrada Melones y pepinos ¡Sin censura! fue escrita en Tomates con genes.