domingo, 21 de agosto de 2016

La tortura infantil de la reencarnación budista #Diario de un ateo #noticias




Una de las grandes alucinaciones budistas consiste en creer en la reencarnación, en que el espíritu de una persona pase a través del tiempo por diferentes cuerpos. Y esta tan alocada creencia tiene serias consecuencias sobre los más indefensos, los niños.

La religión puede considerarse con total seguridad como una terrible forma de maltrato infantil. Los niños se encuentran totalmente indefensos ante las creencias, por más irracionales, dañinas o peligrosas, con las que sus padres y educadores les adoctrinan sin pudor ni vergüenza alguna.

Y dentro de este maltrato generalizado la reencarnación de los lamas en niños de pocos años, tal y como ha ocurrido recientemente en EEUUes quizás uno de los más ofensivos. Porque decir a un niño de 9 años que el espíritu de tal o cual Lama habita en su interior, condenándole a una vida de mortificación tanto física como mental, es quizás una de las mayores torturas que se le puede aplicar a un niño, que desde ese momento abandona su infancia y se convierte en condenado de por vida abandonando todo su futuro para convertirse en otra estafa más al servicio de la irracionalidad, la superstición y la más ignorante degradación mental. 

75523-004-F9A27B8F.jpg