viernes, 30 de septiembre de 2016

Confirman visita del Papa a Colombia #De Avanzada #noticias


papa-francisco.jpg


No me gusta terminar la semana con malas noticias, pero a veces la noticia lo amerita. Por ejemplo, ayer supimos que el papa Frank vendrá a Colombia en 2017:

Durante el II Congreso Internacional de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), el presidente Juan Manuel Santos confirmó la visita del papa Francisco a Colombia en 2017.

"Podemos confirmar que vendrá el próximo trimestre. El primer trimestre del año entrante vendrá a Colombia por cuatro días, cosa que nos honra muchísimo", aseguró el mandatario desde el Club El Nogal.

El jefe de Estado relató que esta mañana se reunió con la canciller María Ángela Holguín para definir algunos detalles del viaje del sumo pontífice, quien mientras fue arzobispo de Buenos Aires y dignatario del Consejo Episcopal latinoamericano (Celam) estuvo en nuestro país en varias oportunidades.

En principio, la visita de un jefe de Estado es un evento normal en el transcurso de la vida de cualquier país, incluso si ese jefe de Estado tiene opiniones retrógradas y cavernarias como las de Bergoglio. El problema es que su visita suscita interés no por ser jefe de Estado sino por ser una autoridad religiosa — y me temo que ese fue el motivo por el que se gastaron esfuerzos diplomáticos en su visita. (¿El presidente Santos habría anunciado con el mismo ahínco la visita del presidente de Eslovenia durante un congreso de petroleros?)

En el mundo ideal, Francisco debería decidir si visita como jefe de Estado o como autoridad religiosa, y renunciar al otro estatus; por su parte, el Gobierno debería tener mucho más decoro con la ciudadanía, y manejar el tema según la decisión del primero — digo, al fin y al cabo Colombia es un Estado laico y usar el dinero de los contribuyentes budistas, musulmanes, satánicos, sikhs, judíos, hindúes, agnósticos, evangélicos y ateos para exacerbar el fervor de los católicos —y ganarse a los votantes borreguitos— es una total falta de respeto para con las minorías religiosas. y no-religiosa. Por no mencionar el descarado populismo. O que Francisco es un apologista del terrorismo (ustedes saben... esa otra desgracia, además del cristianismo, que ha azotado al país por décadas).

Pero durante estos lamentables seis años, la administración Santos no ha hecho otra cosa que someterse a las exigencias católicas con una sumisión que da vergüenza, así que, por lo menos, no tendremos ninguna sorpresa en ese frente.

(imagen: Catholic Church England and Wales)

____
Publicado en De Avanzada por David Osorio