viernes, 9 de septiembre de 2016

OMS promueve 'medicina' tradicional y tratamientos no basados en la evidencia #De Avanzada #noticias


OMS-medicina-tradicional.jpg


Desde la década pasada, la Organización Mundial de la Salud (OMS) empezó una estrategia de 'medicina' tradicional, un ambicioso programa que ignora la evidencia científica que la Organización exige en otras partes y que descaradamente promueve tratamientos a base de hierbas, que podrían ser peligrosos.

En 2013, se anunció una extensión de la iniciativa original para fomentar la integración de la 'medicina' tradicional en los sistemas de atención de salud, y reducir costos.

En Slate, Geoffrey Kabat analiza esta situación:

[L]a OMS parece ignorar su insistencia en la ciencia basada en la evidencia al favorecer el apoyo tradicional y local para estos remedios, basándose en consideraciones ajenas a la ciencia.

Los remedios herbales son ampliamente utilizados en todo el mundo, especialmente en las regiones donde hay una fuerte cultura popular de la curación y donde el acceso a la atención médica moderna es limitado. En estas culturas, la autoridad de la tradición y una larga historia de uso se han asegurado de que la seguridad y la eficacia de los productos a base de hierbas se den por sentado en gran medida. Sin embargo, sólo porque algo se ha utilizado durante siglos no significa que sea seguro y eficaz. En muchos de estos lugares, la OMS debería exigir evaluaciones de estos remedios, que sean rigurosas y basadas en la evidencia, en lugar de aceptar la sabiduría convencional.

[...]

[P]ara poderosos estados miembros de la OMS como China e India, la promoción de la medicina tradicional parece ser un medio de dar a conocer su patrimonio nacional distintivo. Mientras que las prácticas tradicionales pueden ser valoradas por su importancia cultural, en la era moderna, cuando la salud de la gente está en juego, necesitan tener evidencia que las respalde. Por desgracia, en lugar de ayudar a las comunidades pertinentes a evaluar estas prácticas, la OMS está bajando el listón y poniendo a las personas en riesgo.

En un comentario publicado en EMBO Reports en abril, dos científicos, Arthur Grollman de la Stony Brook University School of Medicine y Donald Marcus, del Baylor College of Medicine criticaron a la OMS por dejar de lado los métodos basados en la evidencia en la evaluación de la medicina tradicional. Hicieron hincapié en una serie de puntos cruciales que la OMS pasa por alto en su evaluación del estado de los remedios naturales. Primero, muchas plantas producen toxinas para protegerse de patógenos y depredadores, y es un error considerarlas seguras simplemente porque son "naturales" y tienen una larga historia de uso. En segundo lugar, debido a que los efectos adversos pueden no manifestarse durante años, a menudo no se hace la relación causal con la hierba — por ejemplo, la Aristolochia se ha usado en prácticamente todas las grandes culturas durante miles de años sin que se reconocieran sus efectos tóxicos y carcinogénicos hasta el brote de Bruselas. También señalan que la evidencia de eventos cardiovasculares adversos de la efedra continuó acumulándose durante nueve años antes de que la FDA prohibiera esta hierba cuando ya era demasiado tarde. Por último, se han hecho muy pocos ensayos clínicos aleatorios para documentar los supuestos beneficios de las hierbas medicinales. Cuando se han hecho, el tratamiento no fue mejor que el placebo (que, por cierto, probablemente explica el afecto del atleta olímpico Michael Phelps por las ventosas). Por tanto, los daños resultantes de los productos botánicos han sido desconocidos en gran parte, mientras que los aparentes beneficios son ilusorios en gran parte.

Otros comentaristas se hacen eco de estas críticas y, además, acusan que el énfasis de la OMS sobre la idoneidad de la medicina tradicional para los países de bajos recursos implica un doble estándar. ¿Por qué deberían medicamentos e intervenciones no probadas estar bien para los pobres?

De hecho, esta no-solución al problema de falta de acceso al sistema de salud y tratamientos que funcionen, no es nueva — ese fue el escenario con el que Mao Tse Tung impulsó la creación de la 'medicina' 'tradicional' china, con resultados atroces.

(vía Skeptical Inquirer | imagen: Estrategia de la OMS sobre medicina tradicional 2014-2023)

____
Publicado en De Avanzada por David Osorio