martes, 13 de septiembre de 2016

Ramiro Bejarano defendió suspensión del Te Deum en La W #De Avanzada #noticias


Juan-Manuel-Santos-Iglesia.jpg


La semana pasada, el Consejo de Estado concedió la medida cautelar de suspender el Te Deum católico del Reglamento de Protocolo y Ceremonial de la Presidencia de la República, mientras se define de fondo su constitucionalidad.

La decisión fue el tema del día en W Radio, por lo que el programa de Julio Sánchez Cristo usó el insípido y antiperiodístico formato de la 'imparcialidad' para escuchar las opiniones al respecto de Ramiro Bejarano y el representante a la Cámara Telésforo Pedraza:



Bejarano lleva razón: constitucionalmente Colombia es un Estado laico, aunque en la práctica esa disposición sea violada por virtualmente todas las entidades públicas.

La pregunta de la 'periodista' sobre lo prioritario del tema fue de lo más insulso y superficial de toda la nota: el laicismo no se reduce a quitar los crucifijos de los despachos judiciales, o a dejar de hacer Te Deums en las ceremonias oficiales — lo que está en juego es la institucionalidad, el trato igualitario de todos los ciudadanos por parte del Estado y el imperio de la ley como principio rector de la política pública. Si eso le parece baladí a la señora, que se vaya a ejercer lo que sea que entiende por periodismo a Venezuela.

Bejarano capoteó bien la pregunta ("es una cuestión de la gerencia de la justicia, y todos queremos que nuestros respectivos procesos salieran más rápido"), aunque la respuesta resulta insatisfactoria, pues no hace un caso contundente para el caso del laicismo. Por ejemplo, la 'periodista' de La W que cree que las demandas por laicismo son algo nimio, jodedera de personas que nos hemos tomado demasiado a pecho eso de no ser tratados como ciudadanos de segunda clase, probablemente siga en su burbujita privilegiada, creyendo que estas acciones jurídicas no son más que gadejo, en vez de representar verdaderas luchas significativas por los derechos y libertades.

La intervención de Pedraza, casi ni merece consideración: para él resulta respetable el dictadorzuelo Vladimir Putin, y le parece saludable la situación en Rusia, donde arrestan a cantantes y youtubers por expresar sus opiniones sobre la Iglesia Ortodoxa Rusa — y claro, a eso es a lo que apuntan todas las violaciones del laicismo, que es lo que este tipo defiende, una teocracia.

En todo caso, es bueno que el laicismo sea tema en los medios de comunicación — lástima que el tema sólo suscita interés cuando la Iglesia Católica pierde privilegio religioso, cuando el derecho de las cosas sería que los periodistas cuestionaran sistemáticamente ese privilegio.

(imagen: El Heraldo)

____
Publicado en De Avanzada por David Osorio