viernes, 14 de octubre de 2016

Abortar no causa trastornos mentales #De Avanzada #noticias


woman.jpg


La mentira del síndrome post-aborto consiste en inventar que las mujeres que interrumpen su embarazo van a tener una depresión parecida al estrés post-traumático, por hacer con su cuerpo lo que mejor consideraron. Ya sabemos que eso es mentira y que, lo que realmente causa trastornos mentales en mujeres embarazadas es negar el acceso a un aborto que ellas quieren.

El Journal of Psychiatric Research publicó un estudio que comparó mujeres que abortaron y mujeres que no lo hicieron, y no halló diferencias significativas para trastornos mentales:

La investigación en el campo de las consecuencias de un aborto en la salud mental se caracteriza por limitaciones metodológicas. Nosotros utilizamos la coincidencia exacta de factores de confusión cuidadosamente seleccionados en un estudio de cohorte prospectivo de 325 mujeres que habían tenido un aborto de un embarazo no deseado y los comparamos 1-a-1 con los controles que no tuvieron esta experiencia. Las medidas del resultado fueron la incidencia y recurrencia de trastornos mentales comunes en el DSM-IV (estado de ánimo, ansiedad, trastornos por uso de sustancias, y la medida global 'trastorno mental'), como se miden con la Entrevista Diagnóstica Internacional Compuesta (CIDI) versión 3.0, en los 2,5-3 años después del aborto. Aunque los datos no coincidentes sugerían lo contrario, las mujeres en el grupo de aborto no mostraron una probabilidad significativamente más alta de incidencia de 'ningún trastorno mental', o estado de ánimo, ansiedad o trastornos por consumo de sustancias, en comparación con los controles coincidentes que eran similares en las variables de antecedentes pero no tuvieron una esta experiencia. Tener un aborto no aumentó las probabilidades de recurrencia de las tres categorías de trastornos, pero para cualquier trastorno mental las probabilidades más altas en el grupo aborto siguieron siendo significativas después de hacer el contraste. Es poco probable que la terminación de un embarazo no deseado aumente el riesgo de incidencia de trastornos mentales comunes en las mujeres sin antecedentes psiquiátricos. Sin embargo, podría aumentar el riesgo de recurrencia entre las mujeres con antecedentes de trastornos mentales.

La suma de la mejor evidencia disponible sigue apuntando en el mismo sentido: no hay tal cosa como el síndrome post-aborto.

(vía Rolf Degen)

____
Publicado en De Avanzada por David Osorio