martes, 4 de octubre de 2016

Esa tan "barata" energía nuclear #Diario de un ateo #noticias




nuclear%2Bvs%2Brenovables.jpg
Los defensores de la energía nuclear argumentan que fisionar átomos es una forma barata de producir energía. Sin embargo cuando se incluyen todos los costes, entonces las cuentas no salen.


Una de las más habituales manipulaciones con respecto a la energía nuclear es presentar los datos económicos únicamente de los 40-50 años en los que una determinada central nuclear está activa. Y así el balance de costes/beneficios es claro: la energía nuclear es una de las fuentes de energía más baratas de la actualidad.


Sin embargo para que una determinada central nuclear se ponga en marcha es necesaria la inversión de varios miles de millones de euros durante las décadas previas a su puesta en marcha, de tal manera que en la actualidad sin ayudas públicas (esas que se demonizan cuando se trata de las renovables) ninguna empresa del famoso "libre mercado" es capaz de plantearse tal desafío. 


Además en esos costos totales nunca se añade uno de los principales: la gestión de los residuos altamente radioactivos durante periodos de tiempo que exceden los varios miles de años después de que la central haya finalizado su periodo operativo y por tanto ya no tenga ingreso alguno. Estos gastos son tan altos que, por supuesto ninguna empresa puede hacerse cargo de ellos y por tanto, su gestión se traslada mágicamente desde la "iniciativa" privada a ese papá estado tan denostado, para que al final seamos todos los ciudadanos, los que vivimos ahora y después nuestros hijos, nietos, bisnietos, tataranietos y más que tatara-tatara-tatara-tataranietos los que sigan pagando la factura por los siglos de los siglos, mientras por supuesto los accionistas de las empresas se llevan los beneficios durante el alrededor de medio siglo durante el cual se encuentra operativa la central nuclear.

gestion%2Bresiduos%2Bnucleares.jpg


Y el tercer gran apartado de esos gastos y costos asociados a la energía nuclear que tampoco se incluyen nunca es la gestión de los desastres nucleares. Cuando una central nuclear tiene un accidente grave y se produce un escape radioactivo los gastos de gestión del desastre se multiplican a veces hasta cifras astronómicas. En un reciente estudiose ha analizado el coste de los 15 más importantes tal y como se indica en la siguiente tabla:
  1. Chernobyl, Ucrania (1986) -- 259.000 millones de dólares
  2. Fukushima, Japón (2011) -- 166.000 millones de dólares
  3. Tsuruga, Japón (1995) -- 15.500 millones de dólares
  4. TMI, Pennsylvania, USA (1979) -- 11.000 millones de dólares
  5. Beloyarsk, USSR (1977) – 3.500 millones de dólares
  6. Sellafield, UK (1969) – 2.500 millones de dólares
  7. Athens, Alabama, USA (1985) – 2.100 millones de dólares
  8. Jaslovske Bohunice, Checoslovaquia (1977) -- 2.000 millones de dólares
  9. Sellafield, UK (1968) – 1.900 millones de dólares
  10. Sellafield, UK (1971) – 1.300 millones de dólares
  11. Plymouth, Massachusetts, USA (1986) – 1.200 millones de dólares
  12. Chapelcross, UK (1967) – 1.100 millones de dólares
  13. Chernobyl, Ucrania (1982) – 1.100 millones de dólares
  14. Pickering, Canadá (1983) -- 1.000 millones de dólares
  15. Sellafield, UK (1973) -- 1.000 millones de dólares

Para hacerse una idea el coste actual (porque muy seguramente irá aumentando con los años) del último desastre, el de Fukushima, los alrededor de 150.000 millones de eurosque se llevan gastados hasta la fecha son aproximadamente la mitad de los presupuestos generales del estado de España para el actual año 2016. Imaginen si este dineral tuviera que incluirse en la factura eléctrica de los japoneses. Seguro que entonces los consumidores nipones de electricidad no considerarían de ninguna manera que la nuclear es una energía barata.

accidente%2Bfukushima.jpg



Pero lo más increíble del todo es que en la actualidad, tal y como mostró hace algún tiempo un estudio, el coste de producir energía eléctrica mediante energía solar fotovoltaica o eólica es inferior al de producir esa misma energía con una central nuclear. Sin comentarios.