lunes, 3 de octubre de 2016

Ganó el NO, perdió la democracia #De Avanzada #noticias


Álvaro-Uribe.jpg


Ayer fue la jornada de votación al plebiscito del Acuerdo de paz al que llegó el Gobierno tras cuatro años de negociación con el grupo terrorista Farc. Como anuncié hace unos meses, voté por el SÍ, aún teniendo mucho escepticismo frente al proceso en general; lo hice no porque creyera que el proceso traería la 'paz', que era justo, o algo por el estilo, sino porque representaba una oportunidad única para quitarle de una vez por todas una gran cuota de poder al fascismo — sin la excusa de las Farc, el mesianismo caudillista de Álvaro Uribe Vélez perdería su raison d'être, y la democracia tendría una oportunidad.

Pero con su campaña de desprestigio al Presidente, su recurso de exacerbar el miedo y la rabia, Uribe consiguió la victoria del No en las urnas, y que el país siga en manos de las Farc (y, claro, de las suyas, presentándose como el salvador). Tal vez fue muy ingenuo creer que el fascismo podría ser derrotado en las urnas en Colombia.

Como a cualquier mortal, hacer futurología se me da fatal, y en este momento sólo hay espacio para la desesperación ante la incertidumbre de lo que vendrá. Aventuro unos comentarios:

• El uribismo ya empezó a cosechar la victoria, llamando a una nueva Asamblea Constituyente. Todos los reaccionarios quieren una nueva Constitución — dársela sería un nuevo fracaso de la democracia.

• Como fue la jornada electoral con mayor abstención en 22 años, ya hay 'genios' pidiendo el voto obligatorio. Nunca falta la criatura que ante la frustración política pide ir amputando más derechos. ¡Vaya 'demócratas'!

• Los que dicen que no fue una victoria de Uribe, necesitan poner sus pies sobre la tierra. En la alocución presidencial, Juan Manuel Santos dijo que convocará a las fuerzas políticas del NO para abrir el diálogo. ¿Acaso creen que invitará a Daniel Raisbeck, José Gregorio Hernández o Juan Lozano? ¿Cuán ingenuo hay que ser para pensar que Uribe no ganó?

• Los que votaron por el NO, dizque por razones no-uribistas, en serio necesitan aprender un poquito sobre teoría de juegos (aunque igual ya es tarde, más vale tarde que nunca). Era un juego de suma cero y no importa lo que se hayan dicho a sí mismos, en la práctica votaron por Uribe y le insuflaron vida al fascismo cuando pudimos tenerlo al borde de la desaparición. Lo mismo va para los abstencionistas.

• El fin de semana hubo ley seca. ¿Siguen sin darse cuenta de lo tremendamente contradictorio que resulta restringir libertades individuales durante la jornada electoral?

• La explicación de que las víctimas directas del conflicto votaron por el SÍ mientras que los "ciudadanos privilegiados" y "las élites" votaron por el NO, es una sandez palmaria. No sólo alimenta odios, rencores y regionalismos, sino que su poder explicativo es bastante limitado, por decir lo menos: siendo así, alguien quiere decirme ¿cómo es que en San Andrés y Providencia ganó el SÍ, a pesar de no ser víctimas directas del conflicto?

• La gran mayoría de argumentos del SÍ (según mi sesgada y estadísticamente no-significativa ojeada en redes sociales), eran escandalosamente defectuosos, cuando no falacias. En serio, en el país hacen falta muchas lecciones de razonamiento crítico.

• Por su parte, los argumentos del NO eran mentiras interesadas, interpretaciones sesgadas, conspiranoia y apelaciones al miedo.

• En su intervención, Álvaro Uribe señaló que su NO también representaba "los valores de familia defendidos por nuestros líderes religiosos y pastores morales". ¿Cómo es que la victoria personal de un caudillo mesiánico de extrema derecha, que hace política violando el laicismo estatal de forma abierta y descarada, es una victoria de la democracia? Esa me la tienen que explicar.

• La fecha sí que fue bastante apropiada — se designó el 2 de octubre porque era el natalicio de Mohandas Gandhi. ¿Y qué mejor fecha para que el fascismo mesiánico recupere una buena cuota de poder que el natalicio de un vulgar caudillo fakir filofascista de extrema derecha, que jugaba con la paz a merced de su agenda política, y coqueteaba abiertamente con el nazismo? Ahí sí le pegaron con toda.

(imagen: Wikipedia)

____
Publicado en De Avanzada por David Osorio