lunes, 3 de octubre de 2016

Irán obligará a ajedrecistas extranjeras a cubrirse durante Campeonato Mundial #De Avanzada #noticias


Nazí-Paikidze.jpg


En agosto se armó toda una polémica porque durante los Olímpicos, ya que en el partido de voleibol playa entre Egipto y Alemania se puso en evidencia el machismo que impera en el país africano, que obligó a sus jugadoras a cubrirse todo el cuerpo. (De alguna forma, todavía quedan criaturas que afirman que las oprimidas son las alemanas.) Nunca nadie les dijo a las jugadoras que debían utilizar bikini o respetar las tradiciones culturales de Brasil.

Ahora, Irán pretende que las ajedrecistas cubran sus cuerpos durante el Mundial en Irán de 2017 — y es apoyado por la Federación Internacional de Ajedrez:

Un grupo de las mejores jugadoras de ajedrez del mundo quiere hacer un jaque mate a la Federación, y amenaza con boicotear el Campeonato Mundial debido a que las autoridades iraníes quieren forzarlas a usar el hijab, el tradicional velo musulmán. No hay excepciones. Si cualquiera de las competidoras desobedece las órdenes, podría ser arrestada por la llamada 'Policia Moral', encargada de vigilar el uso de la hijab en las calles desde 1979. Algo que no están dispuestas a tolerar gran parte de las 64 jugadores que están clasificadas para el Campeonato del Mundo.

En medio de esta polémica la FIDE (Federación Internacional de Ajedrez) está en el punto de mira tras las manifestaciones de su presidenta, Susan Polgar, que pide a las ajedrecistas que respeten las tradiciones culturales de cada país.

[...]

La reacción pública de las reinas del ajedrez no se ha hecho esperar. Carla Heredia, campeona del Campeonato Panamericano, considera que "Ninguna institución, ni gobierno, ni campeonato mundial de ajedrez debería forzar a una mujer a llevar el hijab o quitárselo. El deporte debería estar liberado de discriminación sexual o religiosa".

Por su parte, la campeona estadounidense, Nazi Paikidze, se muestra indignada: "Es completamente inaceptable que uno de los más importantes torneos para mujeres sea organizado en un país donde, al día de hoy, las mujeres estén forzadas a cubrirse con el hijab. Si esto no cambia no voy a participar".

Kudos para Paikidze y Heredia.

Esta bobada de respetar las creencias siempre ha tenido este factor hipócrita, que es desesperante: cuando se visita un país donde el islam infecta su política pública, se pide que se respete su cultura — pero también se pide respetar esa cultura cuando son los ciudadanos de esos países los que llegan a la civilización. O se respeta al visitante o se respeta el país anfitrión, pero no se pueden tener las dos al tiempo.

Es curioso: ¿se han dado cuenta que las culturas que exigen respeto son las que menos se lo merecen? Es que el respeto se gana. Y es para los humanos.

¿Y dónde están todos los que criticaron la medida del 'burkini' en Francia? Porque esto es exactamente lo mismo: decirle a las mujeres cómo deben vestirse.

(imagen: Instagram Nazi Paikidze)

____
Publicado en De Avanzada por David Osorio