martes, 18 de octubre de 2016

La expresión de las emociones no es universal #Fogonazos #noticias


expresionemociones1


En la década de 1960 se pusieron de moda en Estados Unidos los cortometrajes en los que aparecían chimpancés en actitudes burlonas, disfrazados y haciendo gamberradas. Cuando el público veía la cara de los primates mostrando abiertamente los dientes interpretaba aquello como una señal de felicidad, pero en realidad los animales estaban recibiendo pequeñas descargas eléctricas y aquel gesto era de sumisión y no de alegría. Según la teoría más extendida sobre las emociones humanas, abanderada por el reconocido científico Paul Ekman, este error de interpretación no se puede producir en humanos, puesto que las expresiones faciales de emoción son universales. Ekman, el ideólogo detrás del éxito de Pixar "Inside out", asume que el enfado, el asco, el miedo, la alegría, la tristeza y la sorpresa son las principales emociones humanas y sus seguidores llevan años realizando trabajos en los que muestran cómo las expresiones faciales de estas emociones se repiten en todas las culturas.

Sin embargo, el equipo de los españoles Carlos Crivelli, de la Universidad Autónoma de Madrid, y Sergio Jarillo, del American Museum of Natural History,presenta esta semana en la revista PNAS los resultados de un doble estudio que supone un golpe en la línea de flotación de la tesis de Ekman y muestra por primera vez con pruebas sólidas que la expresión de las emociones no es un fenómeno universal, sino que juega un papel fundamental el contexto y, de manera indirecta, la cultura. En el trabajo, realizado con 188 adolescentes españoles y de las islas Trobriand, en comunidades relativamente aisladas del mundo occidental en Papúa Nueva Guinea, los autores demuestran que en la sociedad trobriandesa las personas tienden a interpretar la expresión que nosotros entendemos como de miedo (ojos muy abiertos y gesto de crispación) como una señal de amenaza.

Seguir leyendo en: La expresión de las emociones no es universal (Next)

Entrada publicada en Fogonazos http://www.fogonazos.es/