martes, 4 de octubre de 2016

¿Pudo aparecer el Universo a partir de la nada? (y III) #La Ciencia y sus Demonios #noticias


big-bang
El Cosmos, ese prácticamente inabarcable Todo que nos rodea puede ser explicado científicamente en la actualidad mediante un conjunto de leyes físicas, sin necesidad alguna de apelar en ningún momento a oscuros e incognoscibles designios, para sorpresa y (por qué no decirlo) desesperación de aquellos de nuestros congéneres que por usar poco y mal esa maravilla evolutiva que es el cerebro humano dejan en mal lugar nuestra pretendida denominación de sapiens.

En la primera entrada de esta serie el físico Stephen Hawking explicaba como el Universo al que pertenecemos es el sorprendente resultado de una suma energética cero entre el espacio por una parte y la materia y la energía al otro lado de la ecuación. En la segunda se introducía los fundamentos de la Mecánica Cuántica para mostrar que todo el Universo pudo aparecer de una fluctuación.

Sin embargo queda otro elemento básico de esta ecuación para entender cómo pudo surgir el Universo: el tiempo. Pero primero una pequeña introducción de la relación entre el tiempo y la gravedad.

Y si en un agujero negro no existe el tiempo, el Big Bang es simplemente el resultado de un agujero negro infinito, y por tanto antes del Big Bang no existía el tiempo tal y como Hawking lo explica en el siguiente video.

Y la conclusión final de toda esta línea argumental es que antes del Big Bang no existió tiempo alguno que pudiera ser utilizado por nadie para una creación. Y por tanto, el corolario que se extrae de todo ello es que el Universo es el resultado autocontenido de sí mismo y que los humanos somos una simple mota de polvo en el tiempo, tiempo que no debemos malgastar absurdamente en intentar complacer a esas siempre esquivas y más que inexistentes divinidades.

 

carl-sagan-dios-cielo
Entradas relacionadas: