martes, 15 de noviembre de 2016

Tiradora india se retira de campeonato que la obligaba a usar velo islámico #De Avanzada #noticias


Heena-Sidhu.jpg


El mes pasado supimos que Irán pretende que las participantes en el Campeonato Mundial de Ajedrez Femenino que se llevará a cabo en ese país se cubran con el velo musulmán y que la FIDE (Federación Internacional de Ajedrez), en vez de defender la autonomía de las mujeres, se puso del lado del machismo islámico, promoviéndolo como algo cultural (!).

El problema no se reduce al mundo del ajedrez. Por ejemplo, el Campeonato Asiático de Tiro con Pistola de Aire que se llevará a cabo en Teherán este diciembre también supone que las mujeres se cubran.

Afortunadamente —al igual que en el caso del ajedrez—, hay deportistas que valoran su dignidad humana y no se someterán al capricho musulmán; es el caso de Heena Sidhu:

Heena, que es la defensora del título, se retiró del encuentro debido a la insistencia de Irán en que las mujeres participantes adhieran al código de vestimenta según el cual es obligatorio para las mujeres participantes llevar el hijab.

"Forzar a los turistas o huéspedes extranjeros a usar 'hijab' va contra el espíritu del juego. Como no me gusta, he retirado mi nombre", le dijo Heena al Times of India. "Tú sigue tu religión y déjame seguir la mía, no voy a participar en esta competencia si me vas a obligar a cumplir tus creencias religiosas", dijo.

Los organizadores han dejado en claro en su página oficial que las mujeres participantes tendrán que vestirse de acuerdo con las reglas de la República Islámica de Irán.

Sidhu dice que cada quién siga su religión, pero no ha entendido que quienes pretenden que cubra su cuerpo lo hacen, precisamente, porque están siguiendo su religión — en la naturaleza de las religiones está imponerse y someter a los demás a los delirios propios. ¡Eso es lo que las hace tan peligrosas!

Lo curioso —y bastante triste— es que Sidhu no cuenta con el apoyo de todas las personas que hace unos meses se rasgaban las vestiduras insistiendo que las mujeres debían poder vestirse como quisieran, cuando Cannes prohibió el 'burkini'.

Una vez más constatamos que quienes defienden la 'libertad' de las mujeres para usar prendas que buscan someterlas a caprichos de culturas retrógradas que las ven como poco más que muebles, son muy poco proactivos en la defensa de la libertad para no usar dichas prendas.

(vía Why Evolution Is True | imagen: NDTV)

____
Publicado en De Avanzada por David Osorio