lunes, 5 de diciembre de 2016

EEUU permitirá vender material de atrezo como productos verdaderos si la etiqueta advierte de que no hay pruebas de que dicho material funcione #La Ciencia y sus Demonios #noticias


carcasa-pc
En un sorprendente giro con respecto a sus obligaciones de control, la Comisión Federal de Comercio de EEUU va a permitir que se comercialice en todo el territorio estadounidense cualquier producto que exteriormente se asemeje a otro existente en el mercado como si fuese verdadero, aún cuando el nuevo producto sea una simple carcasa vacía sin nada dentro, siempre y cuando las empresas fabricantes adviertan en su etiquetado de que no existen pruebas científicas de que estos artilugios de atrezo funcionen.


Así, en lo que únicamente se puede considerar un despropósito en toda regla, la agencia estadounidense encargada de velar por los derechos de los consumidores va a permitir a partir del próximo 1 de enero la venta de electrodomésticos sin motor, coches y camiones sin depósito de gasolina, aviones sin turbinas ni cuadro de mandos, ordenadores y smartphones que sean simples carcasas vacías en donde no haya ni memoria RAM, ni disco duro, barcos que no floten y cualquier otro artilugio inútil como si fueran los originales, siempre y cuando las empresas fabricantes adviertan claramente en su etiquetado de que no existen pruebas científicas de ningún tipo de que estos "productos" puedan realizar las funciones que se les supone.

Parece ser que la medida se ha tomado para evitar restricciones al libre mercado y garantizar la competencia entre las diversas empresas. El hecho de que esta Comisión considere que la simple advertencia en el etiquetado de la inutilidad de estos nuevos productos engaño es garantía suficiente para el consumidor ha levantado todo tipo de críticas en las más diversas asociaciones ciudadanas, puesto que como estas empresas podrán hacer publicidad en cualquier medio de comunicación sin tener que incluir esta advertencia podrán confundir fácilmente a muchos ciudadanos que comprarán estos productos creyendo que son equivalentes a los ya existentes en el mercado (y que si

toy2
funcionan), produciéndose entonces una estafa. Especialmente crítica ha sido la Asociación del Rifle estadounidense, puesto que su portavoz ha advertido que las pistolas de plástico no disparan balas de verdad, y por tanto los ciudadanos que quieran ejercer su legítimo derecho a la defensa personal o las fuerzas de seguridad del país pueden encontrarse en problemas cuando intenten repeler un asalto con estas armas de juguete.

Además esta advertencia en el etiquetado de productos que se venderán como PCs  y no como carcasas de PCs eximirá a las empresas fabricantes de este aparataje inútil de tener que devolver el dinero al consumidor que en justa medida se sienta estafado cuando no pueda hacer llamadas de teléfono con su flamante smartphone alternativo, que no pueda salir de su garaje porque su nuevo deportivo no arranca nunca o que vea como se acumula la ropa y los platos sucios en su casa porque ni la lavadora y el lavavajillas que compró con un 10% de descuento sobre otras marcas ni siquiera pueden coger agua porque no tienen componente interno alguno. Esta nueva ley también permitirá que las estaciones de servicio vendan como gasolina cualquier otro líquido, agua incluida, siempre y cuando exista un cartel en el recinto que advierta de que no existen pruebas de que el líquido con el que el confiado consumidor va a llenar el depósito de su automóvil sirva para nada, augurando graves problemas de movilidad en un país en donde el automovil es omnipresente.

Esta advertencia tendrá también otra importante consecuencia, ya que también defenderá a estas empresas de posibles demandas, puesto que los abogados corporativos argumentarán que el cliente ya conocía estas deficiencias y que aún así decidió libremente comprar el producto por lo que no existe engaño alguno, razonamiento legal impecable que impedirá al juez fallar a favor de esos ciudadanos que no hicieron caso alguno (o no se enteraron) de esas advertencias.

telefono-movil-de-juguete

Así que ya saben, a partir del año que viene cuidado con lo que compran por internet porque lo mismo piensan que se han ahorrado 100 euros con su flamante smartphone de nueva generación y si la empresa que se lo vende es norteamericana, al abrir el paquete que le entrega el mensajero pueden descubrir con horror que es igual a ese juguete que compró en el bazar de la esquina por un par de euros y que hace las delicias de su hijo cuando juegua con sus amiguitos.

P.D.

Por supuesto está historia (dedicada especialmente a una internauta llamada Lili) es totalmente ficticia, aunque lo que sí es completamente verdadero es que en un tema mucho más importante como es el caso de la salud, la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos ha tomado esa misma decisión de proteger la venta fraudulenta de pastillas azucaradas como medicamentos mediante la exigencia de que los "productos" homeopáticos adviertan en su etiquetado que no hay pruebas científicas que los avalen.

Entradas relacionadas: