viernes, 13 de enero de 2017

Cuando los antivacunas matan a los hijos de otros por su ignorante negligencia #La Ciencia y sus Demonios #noticias


antivacunas
Hasta
ahora quedaba claro que los antivacunas ponían en peligro sus vidas y las de sus propios hijos. Aunque por supuesto también pueden poner en riesgo y hasta matar a los hijos de otros con su prepotente e ignorante negligencia.

Una madre deja a su bebé de pocos meses de vez en cuando al cuidado de una vecina porque tiene que ir a trabajar y no tiene dinero para una guardería. El bebé enferma de sarampión y aunque la madre le lleva al hospital este virus infecta el cerebro del infante y tras una terrible encefalitis el niño acaba falleciendo. Todo parece indicar un caso de mala suerte, ya que la vacuna triple vírica que protege contra el sarampión además de contra la rubeola y la parotiditis no se administra hasta pasado el año de edad.

Sin embargo, posteriormente la desconsolada madre se entera por las redes sociales que la vecina hacía propaganda antivacunas subiendo fotos de su hijo no vacunado tan feliz después de haber pasado el sarampión sin complicaciones. Y es que lo que no sabía esta prepotente antivacunas es que el sarampión es un peligroso y letal virus que antes de que se inventara su vacuna mataba a más de dos millones de personas al año y que en la actualidad sigue produciendo la muerte de más de cien mil seres humanos, la mayoría niños pequeños, mayoritariamente en los países que no vacunan a sus habitantes, aunque también mueren de vez en cuando occidentales pertenecientes a los países ricos.

Porque en todo este asunto hay que tener en cuenta que los bebés muy pequeños, antes de ser vacunados, únicamente están protegidos si todos las personas que les rodean han sido previamente vacunadas, puesto que hacen de escudo frente a esos patógenos mediante un fenómeno denominado inmunidad de grupo.

que-es-la-inmunidad-comunitaria-2

P.D.

Esta noticia ha salido en la redes sociales, por lo que no se ha podido confirmar las fuentes. Sin embargo aún en el caso de que no fuera cierta, eso no quitaría validez a la entonces hipotética situación, ya que como indico en la entrada el calendario vacunal no comienza inmediatamente después del nacimiento, sino que como hay que esperar bastantes meses, entonces los bebés sólo están protegidos si todas las personas que les rodean están vacunados.

P.D. II

Esta entrada fue publicada previamente en mi blog personal y ahora dos medios de comunicación, el británico "The independent" y el español Vozpópuli se hacen eco de esta noticia, aunque todavía estaría sin confirmar.

Entradas relacionadas: