jueves, 13 de abril de 2017

Breve reflexión racionalista #La Ciencia y sus Demonios #noticias


En estas fechas, en donde las muestras más superlativas de fervor religioso inundan las calles y plazas de todo el orbe cristiano, quizás sea momento para una más que breve reflexión racionalista.

 

 

 

 

 

Dejando de lado que imágenes como esta de los penitentes de la Procesión de Los Picaos de San Vicente de Sonsierra en La Rioja, declarada por cierto Fiesta de Interés Turístico Nacional (y así nos luce el pelo)

o esta otra que parece aunar el más puro delirio religioso con la siempre refrescante cerveza española

deberían remover las conciencias de cualquier ciudadano mínimamente racional de una democracia avanzada del siglo XXI, hay en esta Semana Santa quizás un elemento mucho más inquietante. Y me refiero a esos pequeñuelos, que sin un atisbo de raciocinio todavía y muchas veces casi sin capacidad para tenerse en pié son adoctrinados de la manera más vergonzosa

incluso también por sus supuestos educadores como esta imagen sacada del blog de la guardería infantil del municipio almeriense de Dalías

en donde para mayor ofensa escriben más que engreídos que

¿Hay algo más importante y valioso que inculcar a nuestros peques nuestras creencias y valores? Así lo están intentando, desde la guardería municipal con mucho esfuerzo y creatividad, recreando a pequeña escala la solemnidad de esta Semana Santa para orgullo y satisfacción de todos los asistentes al acto.

Pues sí, estimados destructores de mentes infantiles, hay algo mucho más importante y más valioso que infectar a las nuevas generaciones con el virus de la ignorancia y la superstición y es enseñar a los niños a razonar desde pequeños, porque como demuestran los más diversos estudios, los niños que son adoctrinados en la superstición pueden arrastrar secuelas, incluso de por vida [1 y 2] aun cuando algunos puedan llegar a ser científicos o incluso grandes científicos.

Entradas relacionadas: