martes, 9 de mayo de 2017

Carta a la alcaldesa de Madrid por evento Being One #ARP-SAPC #noticias


Pamplona, 26 de abril de 2017

Ilma. Sra. Dª Manuela Carmena:

Contactamos con usted en representación de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, asociación sin ánimo de lucro que promueve el uso de la razón y del pensamiento crítico frente a la credulidad ante las afirmaciones pseudocientíficas y paranormales.

Desde la fundación de nuestra asociación hemos trabajado para evitar que se asentaran en nuestra sociedad ideas basadas en nociones anticientíficas. Para mayor información puede consultar http://www.escepticos.es. En el ámbito público, hemos tratado desde nuestra independencia y en la medida de nuestras posibilidades de aconsejar que las autoridades públicas traten en lo posible de evitar la divulgación de afirmaciones sobre terapias o sobre temas de salud en general que no hayan demostrado de forma científica ningún efecto en los pacientes, ya que actuar basándose en teorías no demostradas puede causar unos daños irreparables en la calidad de vida de las personas. También sobre consumo, exigiendo que las afirmaciones también estén basadas en pruebas científicas que acrediten su veracidad.

Estos días ha sorprendido negativamente a nuestra entidad saber que en el periodo del 12 al 14 de mayo se celebra en Madrid, en el pabellón multiusos de Casa de Campo, Being One Forum, un congreso de dimensiones mastodónticas que reúne al elenco más famoso y de mayor calibre internacional de gurús, pseudocientíficos e intrusos profesionales de primera división. Un evento cuya forma expresa y demuestra que la pseudociencia es una industria. 

Fuente: https://www.beingone.eu 

En ARP-SAPC Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico sentimos una fortísima preocupación y un gran desencanto al conocer que un espacio de titularidad pública había sido cedido para la celebración de este evento. 

Este gigantesco y carísimo encuentro se presenta como un «foro de diálogo plural y libre sobre qué o quiénes somos y nuestra relación con el universo». Su director, Antonio Moll, se ha referido a él en alguna entrevista como un «congreso de crecimiento personal y espiritualidad». Las corrientes de pensamiento que están en la base de este evento son los principales fundamentos teóricos de peligrosas pseudociencias, muchos de ellos centrales en numerosas pseudoterapias. Este acto, bajo la apariencia de una temática humanístico-filosófico-religiosa, va a difundir ideas y corrientes de pensamiento oscurantistas e irracionales que en la mayoría de casos tocan de lleno la manipulación sectaria, la supresión de la lógica y el pensamiento crítico, el alejamiento del individuo de la realidad y la fe ciega por el seguimiento de las nuevas ideas implantadas. 

Los orígenes de todo este entramado se remontan principalmente a la Nueva Era, un movimiento contracultural norteamericano surgido en los años sesenta con mucho de espiritualidad hippie, que es desde sus orígenes hasta hoy en día una tradición sincrética que aúna elementos del ocultismo, gnosticismo, pensamiento mítico-religioso contradictorio, pensamiento paranormal, exotismo oriental, iluminación, pseudociencia y relativismo. No falta tampoco la aportación conceptual en este tipo de eventos como el que nos ocupa hoy del movimiento del potencial humano, muy en la onda de la Nueva Era y clasificado como secta, que hace hincapié en los estados superiores de consciencia. El Instituto Esalen fue su máximo exponente, el centro de exploraciones. En Being One también encontramos de manera abundante el discurso del coaching, cuyo origen se remonta a una reformulación de la secta hinduista La Misión de la Luz Divina.

Quizá las ideas más extendidas y desde las que se despliegan las demás y que ilustran a la perfección el carácter sectario sean la noción de «despertar de la consciencia», el «fluir» y el «sentir con el cuerpo», en lugar de «pensar con la cabeza». Son las ideas centrales que forman toda la cosmovisión: la consciencia tiene que ver con el sentido (todo sucede por una razón, absolutamente todo); el fluir está relacionado con la focalización extrema en la vivencia del presente, el aquí y el ahora (abandono del pasado y del futuro, como estancias temporales inexistentes) y, finalmente, el «sentir con el cuerpo», la experiencia personal y la intuición, fuentes de toda sabiduría verdadera, en oposición al perverso uso de la razón. Estos principios engranan numerosísimas pseudociencias en la actualidad, principalmente las que orbitan en torno al concepto del «origen emocional de la enfermedad» (terapia gestalt, constelaciones familiares, nueva medicina germánica, biodescodificación, bioneuroemoción, transgeneracional, proyecto sentido, psicomagia, rebirthing…) pero también otras de cariz energético (medicina tradicional china, reiki…) o actividades físico-mental-espirituales (yoga, meditación, mindfulness…). 

Así que, en este evento, los asistentes escucharán sobre asuntos como la llamada ley de la atracción (nótese el cariz presuntamente científico de los términos), un principio absolutamente falso que asegura que tenemos en la vida 'lo que atraemos'. Es uno de los postulados que maneja, por ejemplo, la ya mencionada bioneuroemoción, una peligrosa secta de ámbito sanitario que lleva esta «ley» al extremo afirmando que es el propio paciente quien le ha pedido al universo padecer su enfermedad. A mayores, el creador de esta secta, Enric Corbera, es uno de los invitados y participará en Being One. Su intervención será una charla con el director del foro, Antonio Moll, desde Montevideo la tarde del sábado 13. Con esto estamos hablando de algo verdaderamente grave, ya que el señor Enric Corbera es probablemente el máximo exponente de la pseudociencia en el ámbito de la salud en España, que arrastra a cientos de miles de seguidores que le creen a pies juntillas de manera ciega. Su pseudoterapia es una derivada de la también ya mencionada Nueva Medicina Germánica (con más de 3000 fallecidos a sus espaldas) y ha conseguido —y sigue consiguiéndolo— que gente desesperada por motivos de salud abandone sus tratamientos médicos y acabe falleciendo alejados de sus familias y en el peor de los contextos. Probablemente Enric Corbera sea el charlatán y el estafador más peligroso de todo el elenco (ver http://www.elconfidencial.com/tecnologia/ciencia/2017-02-19/plagio-enric-corbera-granmagufo-libros-charlas_1333757).

También oirán hablar de física cuántica en su versión distorsionada, tergiversada y, por lo tanto, falsa, de la mano de individuos como Gregg Braden, usurpadores de su estatus y de la autoridad que tiene la ciencia en nuestra sociedad. Probablemente escuchen eso de que la física cuántica ha demostrado que el observador altera la realidad, así que cuando observas, creas. En este país hay gente abandonando tratamientos porque piensa que su enfermedad solo existe en tanto en cuanto ellos creen que están enfermos. Investigadores españoles de primera línea, como Ignacio Cirac, o entidades, como la Real Sociedad Española de Física, alertan desde hace un tiempo de estos fraudes que se aprovechan de lo exótico y desconocido del término para la sociedad.

Apostamos a que se hablará de la idea de que no existe el fuera: todo lo que experimentas es una proyección tuya, es lo que te resuena a ti. Cuando algo nos ofende o molesta, lanzan la pregunta: ¿qué te ofende o molesta de ti mismo? Es una estrategia de reforma del pensamiento: no juzgues el mundo, no entrenes tu pensamiento, ese afuera es un espejo que solo tiene importancia si tú se la das. Que solo existe si tú crees que existe. 

Podríamos llenar páginas y páginas que desgranasen las mentiras, los engaños y la información falsa que este circo de charlatanes verterá en este evento, así como los perjuicios y peligros que entrañan para la sociedad. Tenemos constancia de un gran número de casos de gente sufriendo —algunas de ellas con desenlaces fatales, sin dejar de pensar además en la cantidad de casos que desconocemos— las consecuencias de las corrientes de pensamiento a las que se dará difusión en Being One.

La cesión de un espacio de titularidad pública para la celebración de este tipo de actos es colaboración directa en la difusión de pseudociencia y oscurantismo, y es una irresponsabilidad social. Porque al final, el único beneficiario de todo esto es la propia pseudociencia, que va así colonizando mentes para autorreplicarse. Y eso constituye a todas luces un retroceso para la humanidad, un oprobio para el progreso y para los valores y logros que mejoraron, a muchos niveles, nuestra calidad de vida. 

¿Es esta la imagen que Madrid quiere dar al mundo? ¿De verdad quiere Madrid, honestamente, vincular su imagen a un evento de este orden? ¿Dónde se sitúa la línea, en este caso, que exime de responsabilidad social y ética a una administración pública? Posiblemente, entre los criterios de cesión del espacio debería estar el de impedir el uso del mismo para actividades que difundan actividades pseudocientíficas que defiendan afirmaciones que puedan ir en contra de los conocimientos en temas de salud o consumo de la gente que asista, por estar en clara contradicción con aquello que la ciencia y los departamentos públicos de salud defienden como recomendable.

Le agradecemos su atención de antemano y quedamos a su disposición para ampliar cualquier información.

Atentamente

 

Alfonso López Borgoñoz

Presidente

ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico

Compartir: