martes, 9 de mayo de 2017

¡Créeme porque soy el mismísimo Jesucristo redivivo! #Diario de un ateo #noticias

Una de las grandes verdades de la psiquiatría es que todos y cada uno de los llamados profetas de las distintas religiones estaban como un cencerro. Y tendemos a pensar que estos pobres dementes son siempre restos de nuestro más oscuro y supersticioso pasado como especie.
Más información »