miércoles, 28 de junio de 2017

Que alguien cambie estos términos científicos #La ciencia es bella #noticias


Voy a ponerme tiquismiquis, aviso. Es posible que no tenga demasiada importancia, pero creo que los términos científicos deberían ser lo más precisos posible, así que propongo algunos cambios que, por supuesto, nadie va a tomar en serio, ni tan siquiera yo. Pero así me entretengo un rato y a lo mejor aprendes algo. O eso espero ;-)

Respiratorio
¿Respiratorio? Mejor intercambiador de gases. (Imagen)

1.- Aparato respiratorio
En realidad, lo que hacemos en este aparato, especialmente en los alveolos pulmonares, es intercambiar gases. En ellos pasa el oxígeno de la atmósfera hacia el interior de los vasos sanguíneos y, en el sentido contrario, dióxido de carbono. La respiración de verdad, la auténtica, la hacen todas las células de nuestro cuerpo, en las mitocondrias, proceso que consume oxígeno y produce dióxido de carbono, de ahí la necesidad del intercambio con el entorno. Mi propuesta: aparato intercambiador de gases.
Por supuesto, esto es válido para otros aparatos respiratorios del mundo animal como el branquial o el cutáneo.

2.- Respiramos oxígeno
A mí me gustaría más que se dijera que respiramos glucosa. Esta es la molécula que, durante la respiración mitocondrial (la auténtica, decía), y con el oxígeno como reactivo necesario, nos proporciona la energía necesaria para el metabolismo. De hecho muchos seres vivos obtienen energía de la glucosa, aunque de una forma menos eficiente, sin utilizar oxígeno. Esos, en lugar de respirar, fermentan.

3.- Aparato digestivo
Vale que en el aparato digestivo hace la digestión, que no es otra cosa que el troceado de moléculas grandes (proteínas, por ejemplo) para obtener sus constituyentes (aminoácidos, en este caso). Pero la misión más importante de este aparato corporal es absorber las moléculas (nutrientes) que tras la digestión deben llegar a todas las células del organismo. Esa absorción se hace fundamentalmente en las paredes intestinales hacia los capilares sanguíneos. Mejor se llamaría aparato absortivo, a pesar de que no aparezca en el diccionario. Pero solo porque no se llama como debería.

4.- Célula
El nombre lo debemos a Robert Hooke, que en 1665 publicó las observaciones de tejidos vegetales con un microscopio de la época, de 50 aumentos. La palabra célula viene del latín cellulae, celdillas, porque lo que vio en realidad eran las paredes celulares de tejidos muertos, como el corcho, por lo que no vio el contenido celular. Aquí no es tan fácil lo del nombre alternativo. ¿Quizá biounidad?

5.- Átomo
Así bautizó Demócrito a las partículas indivisibles que, según él, conformaban todo tipo de materia. Del griego átomon como unión de dos palabras: a, sin; y tomon, partes: sin partes. El término lo mantiene John Dalton, que en 1805 publica sus ideas sobre la teoría atómica, entre las que incluye la indivisibilidad del átomo. Pero el átomo tiene constituyentes, como protones, neutrones y electrones, así que un nombre alternativo lógico sería tomo. Ah, y tampoco me gusta mucho eso de que los electrones se sitúen en la corteza atómica, que a mí me suena como a capa continua, a modo de la cáscara de una naranja. Mejor sería periferia atómica, por ejemplo.

6.- Principio de acción y reacción
Es la tercera ley de Newton, que viene a decir: "si un cuerpo ejerce una fuerza sobre otro, este ejerce sobre aquel una fuerza idéntica, de igual dirección y sentido contrario" (es lo que explica que te destroces la mano si pegas un puñetazo a un muro de hormigón, entre otras muchas cosas). ¿Que por qué no me gusta? Porque lo de acción-reacción se parece mucho a lo de causa-efecto, como si la fuerza de reacción apareciera como resultado de la de acción, cuando ambas son absolutamente simétricas y simultáneas. ¿Qué tal principio de las dos fuerzas simultáneas?

7.- Energías renovables y no renovables
Lo de renovable viene a ser reutilizable, ¿no es así? Pues de eso nada. Desgraciadamente, y según el segundo principio de la termodinámica, los procesos son irreversibles, por lo que todas las energías son, en esencia, no renovables. El agua que mueve un molino no puede volver a moverlo si no hay un consumo energético que lo devuelva aguas arriba del molino, para que me entiendas. Mucho mejor sería clasificarlas como energías inagotables y energías agotables, que es en el fondo lo que se quiere decir (aunque no hay nada eterno...)

¿Se te ocurre algún caso más? Puedes dejarlo en los comentarios. (Que por cierto, y por culpa de un troll muy pegajoso pasan a estar moderados. Espero que sepas disculparme, sobre todo cuando tarde en publicarlos).