sábado, 23 de septiembre de 2017

Hagamos de la ciencia el nuevo rock & roll #Fogonazos #noticias


naukas
Imagen: Xurxo Mariño

Una semana después todavía me dura el subidón de lo que vivimos hace unos días en Naukas Bilbao 2017. Durante dos días llenamos el palacio Euskalduna hasta los topes, con más de 2.000 personas viviendo en directo las charlas y espectáculos en un ambiente maravilloso. La cita era un reto porque se trataba de la séptima edición (que se dice pronto) y porque muchas instituciones, como el ayuntamiento de Bilbao y la diputación de Vizcaya, habían depositado su confianza en nosotros.

Han pasado más de siete años desde que los tres fundadores de Naukas pensamos en montar una plataforma y la presentamos al mundo como Amazings. Entonces, en plan guasa, presumíamos de que nuestra intención era conseguir que la ciencia se convirtiera en un tema de conversación tan popular como las tonterías de la tele ("Yo por la ciencia… mato", decíamos parafraseando a un personajillo de Telecinco). Y eso es lo que hemos intentado hacer, con la inestimable ayuda de Juan Ignacio Pérez y la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU y la generosidad de más de un centenar de colaboradores y amigos, y de todos los que siguen nuestras andanzas aquí y allá.




Hemos dado las gracias a todos los que han hecho posible este sueño, incluida la EiTB por retransmitir y alojar las charlas, pero son tantos que quizá nos dejamos alguno. También se ha escrito mucho estos días sobre la cantidad de cosas que pasaron en el Euskalduna, pero yo me quedo con lo que escribía mi buena amiga Elena Lázaro, que debutaba en un Naukas Bilbao como público:
En Naukas, divulgadores y científicos son verdaderas rockstars, con fans incondicionales, que aplauden en la sala y jalean en twitter. La fórmula del márketing, por una vez, está del lado de los buenos. Admitámoslo. Los organizadores de Naukas han sabido alimentar el monstruo. Calientan el ambiente meses antes, han creado un relato propio con unos personajes originales, tienen franquicias que ya pasean por otras ciudades y, sobre todo, han conseguido lo que todo groupie necesita: sentirse parte de algo grande. Me gusta la ciencia y no soy una excepción.
Nos queda mucho por recorrer, y por supuesto no somos estrellas de rock, pero las palabras de Elena no van desencaminadas respecto a lo que intentamos hacer desde el principio y lo que hemos conseguido: juntar a un grupo de personas enamoradas de la ciencia y unidos por una misma obsesión, la de comunicarle al mundo la pasión de descubrir. Pero sobre todo hemos mantenido un grupo de amigos (algo que no se diseña con un plan de negocio ni una estrategia de comunicación) y hemos contribuido a que la ciencia sea para muchas personas un nuevo asunto de interés.

Y ahora que estamos en la cresta de esta pequeña ola no olvides que el espectáculo continúa y tenemos nuevos retos por delante. El siguiente es en apenas unos días en el teatro Calderón de Valladolid, con capacidad para 800 personas. El sábado día 30 de septiembre reuniremos a un buen puñado de científicos y divulgadores para hablar del futuro con un enfoque divertido y riguroso en el primer Naukas Valladolid. Y cerraremos con el humor de José Antonio Pérez y Ángel Martín. Échale un ojo al programa y si andas por allí este fin de semana acércate y ayúdanos a crecer. Y a conseguir que un día la ciencia tenga tanto tirón como el rock and roll ;)

naukas-valladolid-imgweb-640x407.png

Consulta aquí el programa de Naukas Valladolid. El evento es GRATIS y la entrada libre. | Aquí puedes ver todas las charlas de Naukas Bilbao 2017

Entrada publicada en Fogonazos http://www.fogonazos.es/