viernes, 17 de noviembre de 2017

El ejército estadounidense no se ha enterado que el cambio climático es una patraña ecologista #La Ciencia y sus Demonios #noticias


En EEUU sobre el tema del cambio climático se está dando una más que curiosa paradoja, mientras el actual gobierno del siempre tan particular Donald Trump repite incansablemente ese falaz argumentario de que no hay que preocuparse porque todo es un invento, el verdadero poder del sistema político estadounidense se está preparando para las consecuencias de ese inexistente futuro  que los corruptos científicos al servicio del ecologismo radical auguran.

Así, mientras el presidente estadounidense niega la existencia del cambio climático y retira a su país de los acuerdos de Paris porque "es su deber proteger a los EEUU" otras ramas del poder político y militar se preparan para ese "inexistente" futuro, de tal manera que el legislativo estadounidense a instancias del más que poderoso ejército norteamericano ha decidido implementar toda una batería de medidas contra el cambio climático dentro del proyecto de ley de defensa anual, documento que establece las bases del funcionamiento de la que es probablemente una de las instituciones norteamericanas más influyentes.

En el mencionado documento se afirma rotundamente que

El cambio climático es una amenaza directa a la seguridad nacional de los Estados Unidos y está afectando la estabilidad en áreas del mundo donde las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos operan hoy y donde existen implicaciones estratégicas para futuros conflictos.

Más claro imposible. Y por si quedara alguna duda el mismo Secretario de Defensa James Mattis, en una respuesta escrita a una pregunta oficial indicó hace algún tiempo que:

Estoy de acuerdo en que los efectos de un clima cambiante, como el aumento del acceso marítimo al Ártico, el aumento del nivel del mar, la desertificación, entre otros, afectan a nuestra situación de seguridad.

Es por ello que el ejército estadounidense evaluará el próximo año mejoras en sus instalaciones ya que

Un aumento de tres pies en el nivel del mar amenazará las operaciones de más de 128 emplazamientos militares de los Estados Unidos, y es posible que muchas de estas bases estén en riesgo de quedar sumergidas en los próximos años.

Entre esas instalaciones destaca el radar instalado en las estratégicas islas Marshall (un equipo de mil millones de dólares) que al estar construido sobre uno de los múltiples atolones que desaparecerán en las próximas décadas necesita ser reubicado.

Así que, en resumen, parece ser que el ejército estadounidense se ha unido a ecologistas radicales y científicos corruptos pasándose, como diría un castizo, por el arco del triunfo las órdenes de su comandante en jefe y la privilegiada inteligencia de nuestro siempre sagaz presidente del gobierno español que ya sentenció hace años con su fino humor el "debate" sobre el cambio climático, tal y como demuestra el siguiente video sacado de la hemeroteca:

Video de Rajoy y el cambio climático

Entradas relacionadas:

Videos relacionados: