lunes, 27 de noviembre de 2017

El niño compadrito #La mentira esta ahi fuera #noticias

En la calle Tambo de Montero 182, de la ciudad de Cuzco, se encuentra esta reliquia a la que muchos cusqueños adoran. Su aspecto es tétrico, y a sus seguidores les inspira una mezcla de respeto y temor.

Para algunos, se trata de los huesos de un mono, a los que le han colocado un par de ojos de cristal y unos dientes de hueso pegados. Para otros, se trata de los restos de un niño de 13 años, hijo de un virrey español y una princesa incaica.

A diferencia de la figura de Jesucristo, a este ídolo le puedes pedir que le haga la puñeta a alguien que no te cae bien.…