miércoles, 3 de enero de 2018

Lluvia de estrellas: Cuadrántidas 2018 #Pirulo Cósmico #noticias


Comienza un nuevo año y para estrenarlo tenemos encima la primera de las lluvias del año, las Cuadrántidas. Se trata de la más activa de año junto con las Gemínidas de diciembre. Se pueden ver las estrellas fugaces desde el 28 de diciembre hasta el 12 de enero, siendo el máximo de actividad entre los días 2 y 4 de enero. El número de meteoros que se pueden ver llega a los 120 por hora.

Esta lluvia toma el nombre de la desaparecida constelación Cuadrans Muralis y su radiante está en la constelación de Böotes (el Boyero), entre las constelaciones de la Osa Mayor y Draco.

Posiciones radiante de las Cuadrántidas
 Carta astronómica del radiante de las Cuadrántidas. SOMYCE

Aurora y Cuadrántida
Espectacular imagen donde se puede apreciar una aurora boreal y unas Cuadrántidas. Fotografía de Jeremie Vaubaillon en enero de 2008.

En el siguiente gráfico interactivo de Meteor Showers (puedes hacer zoom y cambiar el punto de vista) se aprecia cómo se produce el fenómeno de la lluvia de estrellas: el cometa o asteroide deja un rastro de partículas mientras pasa por el Sistema Solar interior y cuando la Tierra atraviesa este haz, las partículas caen sobre la atmósfera, incinerándose en el proceso.




Según la web de IMO, para este año 2018 el máximo ocurrirá a las 22:00 U.T. del día 3 de enero, una hora bastante propicia para los observadores europeos. No obstante, en la noche del 2 de enero habrá Luna Llena, con lo que durante el máximo de la lluvia tendremos la Luna al 88% de iluminación, lo que provocará que no se puedan apreciar los meteoros más débiles. A partir de la 01:00 de la madrugada será cuando podremos observar la lluvia, mirando hacia el Noreste.

Quadrantid_radiant_vic.jpg
Ubicación del radiante de las Cuadrántidas, a la 01:00 (para una latitud de 40ºN). Sky and Telescope

Esta lluvia de estrellas se cree que está asociada a un cometa observado por astrónomos chinos, coreanos y japoneses hace 500 años, el C/1490 Y1. Es posible que ese cometa sea ahora el asteroide (196256) 2003 EH1. La velocidad media de las partículas es de 41 km/s.

aj520049f1_lr.jpg
Posible progenitor de las Cuadrántidas, el asteroide (196256) 2003 EH1. Imagen obtenida por el telescopio  de 10m Keck I en Hawaii en 2013.

quadrantid-meteor-cropped.jpg
Un ejemplo de un bólido muy brillante capturado en las Cuadrántidas de 2011 por Mike Hankey

A pesar de la intensidad de las Cuadrántidas, las bajas temperaturas que se registran en esta época disuade a muchos de animarse a observarla. Sin embargo, suele dar alguna agradable sorpresa ya que esta lluvia suele producir bólidos bastante brillantes. Así que si te animas, ¡buena caza!

Referencias:

IMO (International Meteor Association)
SOMYCE (Sociedad de Observadores de Meteoros Y Cometas de España)