jueves, 20 de septiembre de 2018

«Truco o tratamiento», libro de Edzard Ernst y Simon Singh #ARP-SAPC #noticias


La editorial Capitan Swing lanza como novedad la traducción del libro "Truco o tratamiento. La medicina alternativa a prueba", de Edzard Ernst y Simong Singh. Este libro hace un certero análisis crítico sobre los tratamientos pseudocientíficos más populares, haciendo hincapié en lo que afirman curar y lo que realmente hacen.

¿Qué funciona y qué no? ¿En quién puedes confiar y quién te está estafando? La verdad acerca de la eficacia de la medicina alternativa es abordada rigurosamente por primera vez por el único científico calificado para hacerlo: Edzard Ernst, el primer profesor de medicina complementaria del mundo. Después de pasar más de una década en la Universidad de Exeter analizando meticulosamente la desconcertante evidencia a favor y en contra de las terapias alternativas, este exprofesional de la medicina tradicional y complementaria ofrece conclusiones definitivas ausentes de todo sesgo. Junto a él, firma este volumen el respetado escritor de ciencia Simon Singh, que aporta su conocimiento científico y una escrupulosa imparcialidad a este tema tan controvertido. Juntos nos ofrecen un examen contundente pero honesto de más de treinta de los tratamientos más populares, como la acupuntura, la homeopatía, la aromaterapia, la reflexología, la quiropráctica y las hierbas medicinales. Un análisis pionero, la mejor herramienta para eliminar dudas y contradicciones con autoridad, integridad y claridad. En su estudio de las curas alternativas y complementarias, Ernst y Singh se esfuerzan por reafirmar la primacía del método científico para determinar la práctica y la política de salud pública.

Más información en la web de Capitan Swing.


La maratón científica del investigador #Scientia #noticias


Estos primeros días del nuevo curso académico nuestro departamento parece la Gran Vía. Son muchos los alumnos y egresados que nos visitan para solicitar incorporarse al grupo de investigación de "Bioquímica y Biotecnología enzimática" de la Universidad de Murcia. Unos quieren ser alumnos internos, otros realizar su Trabajo Fin de Grado (TFG) con nosotros, varios el Master de Biotecnología y Biología Molecular y algunos su Tesis Doctoral. Los objetivos de este post son dos. Por un lado mostrarles a los lectores de Scientia cuál es el largo y duro camino que les espera a los que deciden embarcarse en el apasionante mundo de la investigación. Por otra parte también quiero que sepan cuál es mi forma de actuar con estos chavales. ¿Por qué les cuento esto? Porque creo necesario que, para evitar falsos bulos como los que a veces se leen en algunos medios de comunicación, la universidad explique a la sociedad cómo funciona internamente en determinados aspectos.

9a395915-bd49-41a9-b73d-fe18eb2c9e95.jpg

Actualmente la línea de investigación de encapsulación molecular en la que estoy encuadrado está perfectamente definida. La estructura se ha hecho en base a diferentes escalones y en cada uno de ellos colocamos a una o dos personas. Con eso logramos que no haya interferencias entre ellos y que unos se ayuden a los otros gracias a su distinto grado de experiencia en el grupo y a su conocimiento. La formación de los miembros del grupo es multidisciplinar. Lo prefiero. Hay biotecnólogos, bioquímicos, químicos, tecnólogos de alimentos…cada uno aporta cosas diferentes al grupo y todos nos retroalimentamos.

La línea la dirigimos Francisco García Carmona (mi jefe, maestro y casi un padre para mí) y un servidor. También forman parte de la misma un contratado pre-doctoral al que le queda un año para realizar la Tesis Doctoral, una investigadora que comienza el Máster, tres alumnos que realizarán su TFG a lo largo de este curso y varios alumnos internos que están cursando sus grados. En el grupo de investigación de Bioquímica y Biotecnología enzimática hay otras líneas de investigación abiertas con otros componentes.

¿Y qué les digo a los nuevos chavales que quien entrar a formar parte de nuestro grupo? Pues según cuál sea su situación. No es lo mismo un alumno interno de primer curso del Grado que un doctorando. Eso sí, jamás ninguno le prometo absolutamente nada de cara a su futuro profesional. Muchas cosas no dependen de mí y sería una grave irresponsabilidad hacer falsas promesas.

Captura de pantalla 2018-09-19 a las 12.29.59

Lo primero que hago es agradecerles su interés por formar parte del grupo. A continuación les pregunto las razones de habernos escogido entre tantos buenos grupos que existen en la Universidad de Murcia. También tengo muy en cuenta si su situación (alumno, doctorando, doctor…) cuadra en las necesidades del grupo. No puedo meter demasiada gente en un mismo escalón de la estructura porque podría fallar el sistema.

Luego les pido su nota media del expediente. Es posible que resulte un poco frío pero es un dato fundamental de cara a la posible concesión de contratos de investigación. Sí, ya sé que están pensado que no siempre los mejores expedientes trabajan bien en el laboratorio y que, por el contrario, hay gente "muy máquina" experimentalmente que no tiene el mejor de los expedientes académicos… estoy de acuerdo, pero también es cierto que para otorgar determinados contratos se necesita un criterio objetivo y éste a veces depende en una parte muy significativa de la nota académica. Esta es la razón por la que a los alumnos de primer curso de los diferentes grados en los que doy clase les hablo sobre la importancia de las notas en su futuro.

¿Cuál es el siguiente paso? Mostrarles y explicarles detenidamente las siguientes imagenes para que sean conscientes de la dureza de la carrera investigadora. No me gustaría que nadie de mi grupo pudiese acusarme en un futuro de que no les conté la situación real de la investigación en España el día que vinieron a verme (si no ven bien las imágenes pinchen en este enlace).

Captura de pantalla 2018-09-19 a las 12.11.19.png

En la primera de ellas se observan las distintas etapas que tiene la carrera investigadora tanto en el sector público como en el privado. Se puede apreciar la duración media de cada una de las etapas y las interconexiones que hay entre los sectores público y privado.

En las siguientes imágenes podemos ver algunos de los diferentes contratos y/o becas de investigación que ofertan distintos organismos europeos, nacionales y regionales (tanto públicos como privados) para financiar la carreta investigadora de un científico.

Captura de pantalla 2018-09-19 a las 12.09.28.png

Captura de pantalla 2018-09-19 a las 12.09.52.png

Cuando me aseguro que han entendido el proceso (con sus correspondientes ventajas y dificultades) les pido que se vayan a casa, que estudien bien las posibilidades que existen, que las mediten, que las consulten con su gente más cercana y que, cuando tomen una decisión, vuelvan.

En un par de días suelen regresar. Si han decidido no embarcarse en la aventura, lo entiendo. No es fácil llegar al final. El trabajo es duro y la incertidumbre es grande. Yo saqué mi plaza de Profesor Titular de Universidad con 39 años. Hasta ese momento todo fueron becas, contratos, interinidades, etc. Si, al contrario, tienen claro que quieren luchar por labrarse un futuro estable en el mundo de la investigación científica, tanto el grupo como el resto el Departamento haremos todo lo posible para que alcancen su objetivo…empieza la batalla.

Estimados lectores, formen o no parte del mundo de la investigación creo importante que todos los miembros de la sociedad conozcan cómo trabajamos en la universidad. En este aspecto concreto que hoy he abordado nuestro grupo de investigación lo hace tal y cómo les he contado en el post de hoy….pero por supuesto estamos dispuestos a mejorar. ¿Alguna propuesta?

Jose

 

 

 

 


La real expedición de la vacuna #Los expedientes Occam #noticias


Image result for Francisco Javier de Balmis
Francisco Javier de Balmis y Berenguer
En Pozuelo de Alarcón tiene una calle. En su natal Alicante llevan su nombre una pequeña plaza con una fuente al medio y un instituto de secundaria, y en la Universidad Miguel Hernández hay un busto con su imagen. La calle más ancha y larga que se le ha dedicado se encuentra en la Ciudad de México, en el barrio dedicado a doctores relevantes, precisamente, en su mayoría mexicanos. Son pocos homenajes para uno de los más grandes héroes de la vacunación: Francisco Javier Balmis y Berenguer.

Javier (o Xavier) nació el 2 de diciembre de 1753 en Alicante, segundo de los nueve hijos de Antonio Balmis, "cirujano y sangrador" de origen francés, y la alicantina Luisa Berenguer. Muy joven entró al Hospital Real Militar de Alicante y, como médico militar, participó en acciones como la fallida lucha contra los piratas en Argelia en 1775 o el sitio a Gibraltar en 1780. Un año después marchó con el ejército a la Nueva España, donde además de trabajar como médico en el hospital de San Andrés de México, se interesó por las herbolaria tradicional que sobrevivía de los tiempos precoloniales, e hizo varios viajes por el país, hablando con curanderos y recogiendo plantas prometedoras por las capacidades terapéuticas que se les atribuían. En 1790 dejó el ejército y volvió a España a la práctica independiente. Pronto fue nombrado médico personal de Carlos IV.

Ya en España, en 1803, Balmis traduce al español un tratado del francés J.L. Moreau que relata las experiencias que Edward Jenner había publicado en 1798 sobre su creación de la vacuna contra la viruela. El tratado de Moreau analizaba los efectos de la vacuna, la reacción de los pacientes… un estudio a fondo, claramente influido por el método científico y el positivismo, que compendia lo que se sabía hasta el momento.

Por entonces, la viruela no sólo hacía estragos en Europa, sino que se cobraba números aterradores de víctimas en toda América y, en general, en las colonias españolas, cebándose sobre todo en los niños menores de edad y especialmente en los indígenas, que tenían menor resistencia natural al virus pues éste había llegado al continente americano de la mano de los españoles a principios del siglo XVI. Carlos IV mostró preocupación por el desastre sanitario de la terrible enfermedad, algunas de cuyas variantes podían matar al 90% de quienes sufrían la infección, y seguramente se vio también influido por la memoria de su hija María Teresa, quien falleció víctima de la viruela en 1794, sin llegar a cumplir los 4 años de edad. La vacuna había llegado a España en 1801, demasiado tarde para la infanta.

Carlos IV consultó con los médics de la corte, y Balmis los encabezó para convencerlo de que debía hacerse una expedición para llevar la vacuna a los dominios de ultramar. El problema que se presentaba no era de orden económico, ya que el rey estaba en plena disposición de sufragar todos los gastos, sino técnico y médico: ¿cómo llevar la vacuna? No había vacunas en cómodos frascos, ni siquiera producidas industrialmente, cada médico generaba sus propios agentes inmunizantes a partir de la viruela de las vacas, como había hecho Jenner.

Balmis dio con la solución, una solución que hoy resultaría cuestionable, sobre todo habiendo opciones. Pero en ese momento no las había. Su idea fue crear una cadena humana donde la inoculación se pasara, literalmente, de brazo a brazo. Empezaría con un grupo de niños, huérfanos residentes en las inclusas de protección españolas, que deberían tener, según expresó Balmis, entre 8 y 10 años, no haber padecido viruela y no haber sido vacunados. Él los vacunaría y luego usaría su sangre para inocular a la población al otro lado del Atlántico. Las personas inoculadas podrían entonces ser llevadas a otro puerto y donar sangre para vacunar a otros, y así sucesivamente.

Era una solución brillante y, en ese momento, no había otra solución viable. Se pidió a las inclusas que designaran a los niños, con la promesa de un buen trato al cabo del viaje, y finalmente la llamada "Real Expedición Filantrópica de la Vacuna" se hizo a la mar en La Coruña el 30 de noviembre de 1803 en la corbeta María Pita, donde iban Balmis, el subdirector de la expedición José Salvany y Lleopart, 10 médicos seleccionados por Balmis y los 22 primeros niños que eran las correas transmisoras vivientes de la vacuna, mientras que Balmis era el transmisor del conocimiento, el que explicaría a los médicos de cada puerto lo que debían hacer para extender la vacuna y luchar contra la viruela.

La primera escala de la expedición fueron las Islas Canarias, para luego dirigirse a Puerto Rico y Venezuela. Allí, la expedición se dividió en dos grupos. Uno, dirigido por Salvany, marchó por tierra a Quito, Ecuador, para bajar a Lima, Perú. De allí, un grupo se dirigiría finalmente a Santiago de Chile a donde llegó más de 4 años después de salir la expedición, mientras que Salvany fallecería en Cochabamba, Bolivia, en 1810. Balmis siguió a Cuba y México, que cruzó por tierra para volver a embarcarse en Acapulco hacia Manila, donde llegó en abril de 1805 y siguiendo una circunnavegación hasta la isla de Santa Elena, tocando tierra finalmente de vuelta en la península ibérica en septiembre de 1806.

Javier Balmis había culminado así la primera gran expedición sanitaria de la historia, una tradición que hoy sigue, por ejemplo, en los brotes de ébola a los que asisten médicos de diversos países a llevar tecnología no disponible en los lugares que sufren la enfermedad.

Edward Jenner, el creador de la vacuna que ha salvado a cientos de millones de la terrible viruela, resumió la expedición de Balmis diciendo: "No imagino que los anales de la historia ofrezcan un ejemplo de filantropía tan noble y tan extenso como éste".

Todavía pudo Balmis volver a México en 1810, y siguió difundiendo y promoviendo la vacuna hasta su muerte en Madrid en 1819, uno de los pioneros de la vacunación mundial que 159 años después de su muerte proclamaría el triunfo de la humanidad sobre la viruela, erradicándola finalmente.
Quizás, quizás, el doctor Javier Balmis merece una calle en Madrid, quizás una en cada ciudad donde su decisión salvó vidas. ¿Cuántas? Nadie lo puede calcular.

Los niños y las penurias

Poco contó sobre sus peripecias Balmis, sobre los amagos de ataque de piratas chinos o la mala recepción que algunas autoridades, como las de Macao, le acordaron. Pero su máxima preocupación, de eso hay constancia, fueron siempre los niños. Los que salieron de España, propuso, debían ser devueltos "y podrán ser más felices si la piedad del Rey les señala cinco ó seis Reales diarios hasta que lleguen a ser aptos para ser empleados". Cuando las autoridades locales se mostraron reticentes a atenderlos, Balmis se quejó al Ministro de Gracia y Justicia, José Antonio Caballero.
(Publicado el 20 de enero de 2018)

Algunos increíbles ejemplos sobre evolución en el cuerpo humano #La Ciencia y sus Demonios #noticias


Cuando se habla de evolución se tiende a pensar en fósiles o en extraños animales y plantas recogidos en lugares lejanos. Sin embargo, no hace falta ir muy lejos para observar las pruebas de la evolución: simplemente con estudiar el propio cuerpo humano es suficiente.

Tal y como muy didácticamente explica el siguiente video, en nuestro interior hay innumerables pruebas de que los humanos (lejos de ser el resultado de una creación especial por parte de una más que aburrida divinidad) somos simplemente otro primate más.

Y lo que es aún más llamativo, que compartimos infinidad de caracteres con seres vivos tan humildes como las gallinas o las lagartijas.

http://tu.tv/videos/algunos-increibles-ejemplos-sobre-evolucion-del-cuerpo-humano

 

Entradas relacionadas:

Videos relacionados:


miércoles, 19 de septiembre de 2018

Inglaterra siglo XVII, el principio del fin del alma #Diario de un ateo #noticias


Aunque mucha gente lo desconoce (incluso en la actualidad) allá por mediados del lejano siglo XVII un brillante científico sentó las bases de la neurología y con ello comenzó a destruir ese absurdo concepto filosófico-teológico del alma que tan errónea como trágicamente ha dirigido los destinos de esta más que egocéntrica humanidad durante milenios. 
Leer más »

"Os voy a contar una historia", por Carlos Briones #Fogonazos #noticias


Si hubo una charla que nos dejó marcados en el Naukas Bilbao 2018 fue la de mi queridísimo amigo Carlos Briones, quien ofreció lo que para muchos es ya la mejor presentación de todos los tiempos. Una combinación precisa de información, estética y emoción que pone los pelos de punta. Tomaos un rato para disfrutar de esta historia del universo contada con obras de arte. Colosal ;)
Entrada publicada en Fogonazos http://www.fogonazos.es/

Os voy a contar una historia [Vídeo] #Ese punto azul pálido (Pale Blue Dot) #noticias


Y vaya historia.
Os pido que busquéis un buen lugar y el mejor de los momentos para ver el siguiente vídeo. Preferiblemente que sea con pantalla grande, buen sonido y sin distracciones. Merece la pena. Y mucho. Prefiero no contar nada más... Que lo disfrutéis ;)



______________________________
Sobre el autor: Carlos Briones
Recomendación final: Orígenes. El universo, la vida, los humanos.

El TEOREMA DE ROUCHÉ-FROBENIUS | Una cumbre de las matemáticas escolares #Derivando #videos


Vamos a explicar el teorema de Rouché-Frobenius, que hace posible resolver cualquier tipo de sistema de ecuaciones de primer grado, en función del rango de la matriz de coeficientes y del rango de la matriz ampliada asociadas al sistema. ¡Suscríbete al canal! Sigue a Eduardo Sáenz de Cabezón: http://twitter.com/edusadeci Síguenos en Facebook: www.facebook.com/DerivandoYouTube

Las 8 ecuaciones más importantes de la Física #Date un Voltio #videos


La Ley de la gravedad, la Ecuación de Onda o las Ecuaciones de Maxwell, son solo algunas de las ecuaciones del mundo de la Física que han cambiado el curso de la historia. Vamos a ver 8 de ellas ¡No me digas que no son bellas! Patrocinado por Universitat Politècnica de València UPV (http://www.upv.es) ¡Suscríbete al canal! Sigue a Javier Santaolalla: https://www.youtube.com/channel/UCQX_MZRCaluNKxkywkLEgfA/videos http://twitter.com/jasantaolalla http://instagram.com/jasantaolalla/ Síguenos en Facebook: http://www.facebook.com/Date-un-Voltio-343219849200135/

«Dous días de outubro», en EEEP Compostela #ARP-SAPC #noticias


Nueva temporada en EEEP Compostela. El próximo 28 de setiembre charla de Juan Picos sobre la racha de incendios forestales en Galicia en octubre del año pasado y las enseñanzas que podemos sacar de semejante catástrofe.
Nuestro ponente es Juan Picos, ingeniero de montes por la Universidad Politécnica de Madrid (1996) y doctor por la Universidad de Vigo (2004).
Fecha: 
Viernes, 28 Septiembre, 2018 - 21:00 to 22:30
Añadir a Calendario