jueves, 4 de octubre de 2018

'Family Radio' abandona enseñanzas de Harold Camping #De Avanzada #noticias


Harold-Camping.jpg


En 2011 nos llevamos muchas risas varias veces a costa de todas las profecías del fin del mundo que el predicador cristiano Harold Camping siguió postponiendo y que finalmente nunca llegó. En 2013, tras la muerte de Camping, su empresa y emisora radial, Family Radio, advirtió que seguiría difundiendo los mensajes apocalípticos del que había sido su fundador y que nada había cambiado.

Pues, tras cinco años, Family Radio hizo una U, y anunció que dejará de transmitir los mensajes de Camping porque, admiten, Camping se equivocaba en, básicamente, todo:

Tom Evans, presidente y gerente general de Family Radio, le dijo a The Christian Post en una entrevista el miércoles que después del 7 de octubre, la estación de radio ya no emitirá los programas de Camping.

"Decidimos como equipo, como junta directiva y como equipo de liderazgo eliminar todas las enseñanzas del Sr. Camping", dijo Evans.

"Family Radio ha salido del aislamiento autoimpuesto y nos hemos arrepentido de muchas de nuestras posiciones anteriores, fijando la fecha del fin del mundo y todo eso, así como la condena de la[s demás] iglesia[s]".

Evans explicó que el 7 de octubre será el último día en que se emitirá el programa "Clase Bíblica al Aire" de Camping y que para el 8 de octubre, Family Radio iba a dejar de usar extractos del programa de llamadas "Foro Abierto" de Camping.

Evans le dijo al CP que estaban eliminando todo su contenido porque incluso entre la programación menos controvertida, "gran parte de ella todavía contiene elementos que son muy difíciles".

Aunque el estrepitoso fracaso de las profecías del juicio final siempre nos causó risa, también sabemos que hacer ese tipo de profecías es peligroso: varios seguidores de Camping renunciaron a sus trabajos, gastaron altas sumas de dinero despidiéndose de los suyos, una familia le donó todo su dinero a Camping, otros invirtieron miles de dólares para apoyar carteles y avisos publicitarios que advertían a los demás sobre el inminente fin del mundo; los más crédulos llegaron al punto de suicidarse y hasta asesinar a sus hijos antes de quitarse su propia vida.

Por esta razón, aplaudo que la empresa de Camping renuncie a estos disparates — ciertamente seguirán haciendo daño con con el cristianismo mainstream, pero al menos nada como el daño de las colosales proporciones que hacen las sectas apocalípticas.

(vía The Freethinker | imagen: Wikimedia)

____
Publicado en De Avanzada por David Osorio