martes, 9 de abril de 2019

La pesadilla de tener 300 orgasmos al día #Fogonazos #noticias


orgasmos


La primera vez le pareció divertido. Fue durante un fin de semana de escapada con su pareja, hace cuatro años. "Salimos a desayunar y me lo había pasado tan bien que le dije ¿qué es lo que hiciste ayer?", explica. Pero el gesto se le fue cambiando a medida que pasaba el tiempo y aquella sensación no cesaba. Lo primero que pensó fue que se trataba del efecto de una nueva crema lubricante que había probado aquella noche, así que subió a la habitación y se lavó. Pero llegó el mediodía y la tarde y la sensación y los orgasmos espontáneos no paraban. "Cuando llegó la noche y vi que no podía ni dormir me asusté mucho", recuerda. "Aquello ya no tenía ni puñetera gracia".

Leer: La pesadilla de tener 300 orgasmos al día (Next)
Entrada publicada en Fogonazos http://www.fogonazos.es/