lunes, 6 de mayo de 2019

Así no hay quien aprenda evolución humana #La ciencia es bella #noticias


Fijaos en lo que me encuentro en el libro de biología de tercero de ESO, en la unidad dedicada al sistema nervioso:

Evoluci%25C3%25B3n%2Bcerebro.jpg

Dos errores gordos en tan poco espacio, con el agravante de que es un libro de texto.

El primero. Tal y como aparecen ordenadas las distintas especies en la imagen, se deduce que que el Australopithecus es una especie (un género, para ser más preciso) predecesora del Homo erectus, esta del H. neanderthalensis y esta, a su vez, de nuestra especie, H.sapiens. Mal. Los neandertales no son nuestros antepasados, sino que pertenecen a una especie (muy humana, por otro lado) "hermana" a la nuestra. Los primeros restos de neandertales datan de hace casi un cuarto de millón de años y su extinción se produjo hace unos 40 000 años. Nuestra especie viene dando guerra hace unos 300 000 años, así que durante más de doscientos mil años hemos compartido el planeta con los neandertales. Una especie tan humana, como os decía, que algunos autores la clasifican como una subespecie de la Homo sapiens, la Homo sapiens neanderthalensis. Como apoyo visual, os pongo esta imagen tomada de PortalCiencia, en la que se ve cómo las dos especies tienen como antepasado común al H. antecessor:

arbolhomi.jpg

El segundo. El texto que acompaña a la imagen habla del aumento del tamaño del cerebro como seña de identidad de la evolución humana, y para ello se apoya en la imagen, donde se sugiene, cuando menos, que el cerebro sapiens es mayor que el neandertal:

Evoluci%25C3%25B3n%2Bcerebro%2B2.jpg

Fijaos ahora en esta otra imagen:

cr%25C3%25A1neos.jpg
Fuente
En la que queda de manifiesto que la capacidad craneal del individuo de la izquierda, un neandertal, es mayor que la del sapiens de la derecha. En realidad el volumen es ocupado por el encéfalo, y no solo por el cerebro, pero se acepta que el cerebro del neandertal era, como promedio, mayor que el nuestro. Esto no significa necesariamente que su inteligencia fuera mayor que la nuestra, pero tampoco lo contrario... si queréis aprender más al respecto no dejéis de leer este estupendo artículo de José Ramón Alonso, El cerebro del Neandertal.

En fin, a veces los libros de texto tienen mucho peligro, y lo normal es que los profesores no nos demos cuenta; bien vendría poner un poco de cuidado durante su preparación.

Salud y pensamiento crítico.