martes, 7 de mayo de 2019

Frente a una infección es muy conveniente sentirse triste, apático y dolorido #Diario de un ateo #noticias


Cuando hemos sido infectados por un patógeno es más que bueno sentirse triste, apático y dolorido, ya que ello permite ahorrar energía y así canalizar los recursos de nuestro organismo hacia el sistema inmune y evitar también la diseminación de la enfermedad entre nuestros congéneres. 


Leer más »