viernes, 12 de julio de 2019

El pase VIP de los virus #Tomates con genes #noticias


Post realizado por Andrea Martín Merchán (Twitter: @andmmerchan).

Hace dos semanas, estuve en un parque de atracciones y aún no encuentro las palabras para describir la sensación de que una persona con pase VIP se ponga delante mía en la cola (bueno se cuáles son, pero no son bonitas).

En esas horas de espera, me dio por pensar que algo así pasaba con los virus, algunos de ellos tienen en su genoma el pase VIP para la atracción más chula de todo el parque, científicamente hablando, poseen un péptido señal para el transporte dual a cloroplastos y mitocondrias, pero nosotros lo llamaremos pase VIP.

Antes de entrar al trapo, no está de más indicar que los virus dependen de la maquinaria celular del hospedador al que infecten, es decir, que en el caso de los virus vegetales como el MNSV (virus del cribado del melón) su capacidad para hacer copias de sí mismo y así poder infectar a la planta depende de "engañar" a la propia planta y aprovecharse de sus sistemas para hacer copias de los componentes virales (como el típico amigo que te pide los apuntes un día antes del examen, pero sin pedírtelos.)

Bueno ¿y creéis que la planta se queda tan tranquila cuando se aprovechan de esa manera de ella?  ¡Claro que no! De hecho, saltan todas las alarmas para iniciar los procesos defensivos, pero los virus, resultan ser aún más pícaros y se protegen bajo una armadura constituida por proteínas, denominadas CP (proteínas de la cápside) evitando los ataques de la planta y pudiendo extenderse por el resto de las células vegetales con el fin de obtener una infección completa.

Lo curioso es que las CP son las que tienen puesta la pulserita VIP de manera que pueden acampar a sus anchas por los diferentes entornos de la célula vegetal. De esta manera, pueden interactuar con los translocadores de cloroplastos y mitocondrias pudiendo entrar en estos orgánulos para generar más copias del virus, que, en nuestro ejemplo, sería la persona que te permite ir avanzando en la cola, para luego, montar en la atracción.

¿Qué es lo atractivo de este proceso? Que, si somos capaces de identificar a esos translocadores que están permitiendo el paso VIP de los virus, podremos generar nuevas plantas sin estos translocadores, lo que hipotéticamente disminuiría la eficiencia de la infección viral, tanto a nivel local como en el conjunto de la planta.

¿Cómo llevaremos a cabo esta identificación? Para ello, fusionaremos a la CP del virus MNSV una etiqueta y al translocador otra, de manera que, si interaccionan, las etiquetas quedan físicamente juntas y son capaces de emitir fluorescencia. Algo así como si la CP llevase la bombilla y el translocador la energía para poder encenderla.

De esta manera, si no interaccionan las dos proteínas, no estarán físicamente juntas, por lo que no se emitirá fluorescencia.

 

Por tanto, aunque esto no sirva como venganza personal a lo ocurrido en el parque de atracciones, podré identificar a los translocadores implicados y bueno… decirles eso que estamos pensando todos.

 

 

La entrada El pase VIP de los virus fue escrita en Tomates con genes.