miércoles, 5 de febrero de 2020

Bar inspirado en Christopher Hitchens cierra sus puertas #De Avanzada #noticias


Hitch.jpg


En febrero de 2013 supimos de Hitch, un bar inspirado en Christopher Hitchens que acababa de abrir sus puertas en Toronto.

A finales de la semana pasada, Hitch anunció su cierre:

Hoy hace siete años abrimos nuestras puertas por primera vez. Hoy hace siete años te servimos un trago por primera vez. Hace siete años empezamos a convertirnos en "tu pequeño y acogedor lugar". Así que parece apropiado, aunque agridulce, elegir este auspicioso día para anunciar que nuestro tiempo aquí juntos está terminando.

Lamentablemente, el 15 de febrero, estaremos sirviendo nuestro último trago y luego cerraremos nuestras puertas.

El tiempo que hemos recorrido por este trayecto ha sido nada menos que increíble y los amigos que hemos hecho a lo largo del camino son del tipo que uno guarda para toda la vida. Construimos y llamamos a este bar "Hitch" con el espíritu del interminablemente cáustico Christopher Hitchens en mente, pero cualquier otra intención reverente se hizo rápidamente innecesaria ya que el bar se llenó con la gente que lo hizo lo que realmente fue.

Gracias, a todos ustedes, por ser una parte tan integral de lo que este lugar fue, de lo que es. Gracias al increíble personal que ha estado detrás de la barra a lo largo de los años, que ha servido bebidas, puesto copas, tocado música, puesto películas, cultivado plantas, e incluso se ha sabido que bailan y/o cantan en las mesas (ustedes saben quiénes son). Ustedes realmente son el corazón y el alma de este lugar. Sin ustedes, Hitch nunca se habría convertido en lo que es. Y gracias a todos los clientes habituales, irregulares, visitantes ocasionales, y los que sólo vinieron una vez que se pararon del otro lado de la barra, se sentaron en la ventana levadiza, los que tomaron el sol en el patio, y sí, también se sabe que han bailado en las mesas de vez en cuando (ustedes también saben quiénes son). Ustedes fueron y son la razón por la que hicimos esto.

Espero que te unas a nosotros en las próximas semanas, para un último trago, y para decir un buen adiós.

Al menos hasta que nos encontremos de nuevo, del otro lado de la barra.

Qué triste ⁠— ¡suena a que fue un lugar bastante divertido!

No tengo idea de por qué esta cerrando el bar, y aunque podría ser por una cantidad variopinta de razones, no puedo evitar pensar que la corta existencia del local sirve como analogía del momento por el que atravesamos: mientras que el bar inspirado por Hitchens cierra sus puertas, el mundo a su alrededor va desmantelando todo aquello que este defendió en vida y obra.

Cuán deprimentemente apropiado...

(imagen: HitchLimited Facebook)

____
Publicado en De Avanzada por David Osorio