martes, 25 de febrero de 2020

¡Indonesia está libre de coronavirus por la gracia de Alá! #La Ciencia y sus Demonios #noticias


En un mundo complejo, globalizado e hiperconectado los gobiernos deben estar preparados para actuar rápidamente ante cualquier emergencia. Es por ello que quizás no haya nada más peligroso que un gobernante con profundas creencias religiosas, esas mismas que prometen falsas seguridades y nublan el raciocinio, puesto que ¿para qué actuar si la divina providencia ya proveerá?.

A día de hoy la actual epidemia de coronavirus ha infectado a más de 80.000 personas en todo el mundo con 2.705 fallecidos confirmados. Del foco original en China el virus se ha extendido a más de 30 países, siendo por pura lógica geográfica y socioeconómica las naciones del extremo y sureste asiático las más afectadas. Así se han identificado enfermos de coronavirus en Corea del Sur, Japón, Singapur, Tailandia, Taiwán, Malasia, Vietnam, Filipinas o Camboya.

Sin embargo, es llamativo el hecho de que a día de hoy Indonesia no parezca tener ningún enfermo cuando el virus ya ha llegado incluso a Australia. Preguntado por este extremo, el ministro de sanidad de Indonesia ha dado una más que sorprendente razón de esta "inmunidad" nacional a la nueva enfermedad infecciosa: la protección divina, en este caso bajo el poder de Alá. El responsable de la salud de unos 250 millones de personas ha declarado que como su país es una piadosa nación musulmana en las que sus habitantes rezan y rezan pues que confían en su dios todopoderoso y que eso les mantiene a salvo de este nuevo virus.

Sin embargo, expertos en salud pública y virología (extranjeros y sospechosos de ateísmo, por supuesto) han sugerido que esta supuesta ausencia de coronavirus en el país de la mil islas es debida muy probablemente al hecho de que no se está llevando ningún tipo de control ni haciendo ningún test, por lo que el virus puede estar circulando por el país sin ser detectado. Estas sospechas vienen avaladas por el simple hecho de que Indonesia es el sexto destino internacional más popular para los turistas de la ciudad china de Wuhan, origen de la infección, viajeros que acudían en masa al país tropical hasta que se dictaminó la cuarentena.

Así que a pesar de la más que irresponsable confianza del ministro de sanidad indonesio en su amigo imaginario, desgraciadamente no pasará mucho tiempo hasta que el coronavirus se extienda tanto que no se podrá seguir negando su existencia y será una nueva demostración del peligro de dejar en manos de fanáticos irresponsables los asuntos públicos.

 

Entradas relacionadas