martes, 31 de marzo de 2020

El metanol no solo no cura la infección por coronavirus sino que mata #La Ciencia y sus Demonios #noticias


Uno de los innumerables bulos que están circulando por las redes sociales respecto a la pandemia producida por el coronavirus COVID19 está matado a cientos de personas en Irán.

Una historia sensacionalista comenzó a difundirse durante el pasado mes de febrero: una maestra de una escuela británica y varios allegados se curaron del coronavirus con whisky y miel. Hasta aquí una de las miles de estupideces que han aparecido estos meses con motivo de la reciente pandemia. El problema es que la noticia se hizo viral en las redes sociales iraníes, en donde algunos añadieron el dato (real) de que los desinfectantes para manos con base de alcohol inactivaban al virus, de tal manera que muchos en Irán empezaron a creer erróneamente que beber alcohol (cuanto más potente mejor) podría eliminar virus de sus propios cuerpos.

Y como el miedo y la ignorancia son libres en un mundo interconectado pues el resultado ha sido que, en un país musulmán como es la República Islámica en donde el etanol está prohibido, mucha gente haya empezado a ingerir metanol, que además de ser el alcohol de cadena más sencilla es también mucho más tóxico que el etanol, puesto que se metaboliza en el organismo como ácido fórmico y ataca al sistema nervioso central y a la visión, pudiendo provocar la muerte.

 

Entradas relacionadas