jueves, 28 de mayo de 2020

Una estrategia sanitaria a futuro frente a la COVID-19 #La Ciencia y sus Demonios #noticias


A medida que se tienen más datos de cómo y a quién está afectando la actual pandemia coronaviral, quizás sea un buen momento de diseñar una estrategia más especifica que proteja a los colectivos más afectados, sin tener que poner al borde del colapso todo el sistema socioeconómico.

Según datos oficiales publicados por el Ministerio de Sanidad español, la afectación por edades de la pandemia por la COVID-19 se puede resumir en la siguiente tabla:

De donde se deduce que, con la excepción de los menores de edad, el virus ataca de manera relativamente parecida en todas las edades. Sin embargo, los casos que necesitan atención médica hospitalaria normal o incluso muy avanzada (UCIs) aparecen más frecuentemente en las personas de mediana y tercera edades, siendo el colectivo de mayores de 60 años el responsable del 68,8% de los ingresos hospitalarios y del uso mayoritario de las UCIs con un 65,5% del total.  Pero quizás el dato epidemiológico más llamativo sea el que la mortalidad del virus se concentra (al menos en España) de manera casi exclusiva ¡el 95,2% del total! entre las personas mayores de 60 años.

Teniendo en cuenta además que en España los fallecidos en residencias de ancianos equivaldrían a unos dos tercios del total notificado por el Ministerio de Sanidad, la estrategia sanitaria para disminuir de manera importante la morbilidad (y sobre todo la mortalidad) por la COVID-19 sería diseñar políticas de salud pública orientadas a proteger específicamente al colectivo de personas de mayor edad y sobre todo reformar de manera drástica el actual sistema privatizado de residencias para personas de la tercera edad.

Esta solución no sólo implicaría un uso más eficiente y focalizado de los desgraciadamente insuficientes recursos sociosanitarios, sino que podría hacer innecesarias las drásticas medidas de confinamiento, que se han tenido que tomar en los momentos de desconocimiento inicial, y reducir (o incluso eliminar) la posibilidad de un colapso económico generalizado que pudiera incluso socavar los cimientos de la propia sociedad en caso de la aparición de nuevas oleadas por parte de este virus.

P.D.

Y de regalo los datos de los paises en donde al COVID-19 está creciendo de manera más alarmante:

Entradas relacionadas