martes, 17 de noviembre de 2020

Anti-CRISPR: el himno de una revolución escondida #Tomates con genes #noticias


Post realizado por Camilo Calvache, alumno del máster de biotecnología molecular y celular de plantas.

Esta historia trata de una revolución, una rebelión que pretende acabar con todo lo conocido. Debe quedar constancia que, a más de una década de aquel suceso histórico todavía no hemos sido capaces de controlarlo, hasta ahora.

Esta es la bitácora de los experimentos que hemos llevado a cabo durante estos meses y ahora que la hago pública, sé muy bien que mañana apareceré en los medios y tendremos que irnos al fondo del mar a continuar con la investigación. Querido lector, quédate leyendo el informe hasta el final para saber la oscura verdad.

El advenimiento de la tecnología CRISPR/Cas al mundo científico representó un punto de inflexión. Las proteínas Cas fueron descubiertas en bacterias, seres minúsculos que las usan para defenderse frente a virus, y, rápidamente comenzaron a ser modificadas y usadas para, lo que prometían, salvar al mundo. Pero, aquel día en el que, cuales soldados, se comenzó a dotarlas de armas, fuerza inimaginable y actividades que hace unos 20 o 30 años parecían tan solo un sueño, desataron su naturaleza errante. Una naturaleza que al inicio parecía ser tan solo producto de la imaginación de quienes lograron presenciarla pero que hoy en día se encuentra muy bien documentada. Con distintas tácticas se intentó controlar a estos pequeños soldados. Se integraron sistemas inducibles por químicos, por estímulos ambientales, por luz, pero seguían escapando para buscar su instinto. Eso sin duda generaba muchas dudas en la comunidad científica, en los gobiernos y en el pueblo. Esto, que claramente no es un debate acerca de transgénicos, generaba el mismo miedo en la población. Parecía no haber solución alguna, por lo menos en los sistemas vegetales.

Sin embargo, desde hace unos meses, nos hicimos con un compendio de trabajos que parecían trazar la maniobra definitiva. Descubrimos así una salida que de momento parece prometedora. Sentado en mi computadora y a cargo de mi increíble tutora, Marta Vázquez, comenzamos a trazar los posibles caminos para realizar esta primera descripción. Su nombre en clave: proteínas Anti-CRISPR. Las hemos diseñado y equipado para que sean los mercenarios perfectos, antihéroes, depredadores. Debo comentarte aquí, estimado lector, que su mecanismo de acción puede ser variado. Los depredadores del batallón anti-CRISPR tienen distintas formas de "asesinar" a las rebeldes proteínas Cas que han decidido filtrarse por allí. Y no solo eso, ya que son capaces de detener toda su actividad. Pueden impedir su unión al ADN, pueden romper su guía, entre otras. Y lo más curioso es que nos encontramos trabajando en hacerlas reactivas frente a un estímulo determinado, para lo cual, nos enfocaremos en un sistema basado en luz verde a fin de optimizarlo en Nicotiana benthamiana, una especie modelo, que ha resultado importante para la producción de proteínas recombinantes o Molecular Pharming.

El sistema de luz verde es muy sencillo. Este, descubierto en la bacteria Thermus thermophilus se encuentra compuesto por el operador CarO8, que funciona como una validadora que permite que las piezas necesarias se acoplen para que nuestro gen de interés se exprese o se reprima. Aquí, quienes se encargan de desencadenar esta última acción son las proteínas CarH, factores de transcripción o más bien, motores de carreras específicos y fuertes, debido a que llevan en sus bolsillos a potenciadores denominados VP16. Estas, en presencia de su cofactor, la cobalamina o AdoB12, su combustible, y en la oscuridad de la noche, se instalan sigilosamente en el operador CarO8 para equipar todo y liberar a las bestiales Anti-CRISPR, que, entre las sombras asesinarán a toda Cas9 que se encuentren en el camino. Por supuesto, todo cambia en presencia de luz verde, donde rápidamente, CarH se disgregarán, dejando de estimular la producción de las mercenarias Anti-CRISPR y evitando así que se descubra su plan.

Debo decirte preciado lector, que has llegado al final de mi informe, en medio de una guerra silenciosa, una que no ves, pero que ahora sabes que existe. Has de saber que esto promete mucho y que en el futuro seremos capaces de integrarlos en circuitos, como computadoras con aplicaciones de control para esas erráticas Cas9.

La entrada Anti-CRISPR: el himno de una revolución escondida fue escrita en Tomates con genes.