miércoles, 11 de noviembre de 2020

Ubisoft modifica 'Watch Dogs: Legion' por presión políticamente correcta #De Avanzada #noticias


wdl.jpg


El 29 de octubre de 2020, Watch Dogs: Legion, la tercera entrega de la serie de videojuegos Watch Dogs, de Ubisoft, llegó a las estanterías. El juego está ambientado en un Londres futuro y distópico, centrándose en el grupo hacker DedSec, que busca limpiar su nombre mientras contrarresta a la empresa de vigilancia privada que ha sido contratada por el gobierno británico para que monitoree en todo momento a los ciudadanos — el juego tiene una marcado tono de resistencia al fascismo y a Gran Hermano (algo que está en consonancia con la serie). Lamentablemente, parece que la resistencia al pensamiento único se queda confinada a la trama del juego, mientras que en la vida real a Ubisoft le queda grande estar a la altura de sus protagonistas.

Resulta que dentro del juego, uno puede sintonizar los podcasts de la resistencia (algo parecido a cómo funcionan las estaciones de radio en Grand Theft Auto) y escuchar a periodistas reales hablando sobre cómo volvió el fascismo a Gran Bretaña. Para esto, Ubisoft reclutó a comentaristas políticos y periodistas, para que grabaran ese contenido. Entre otros, llamaron a Helen Lewis del Atlantic, quien grabó dos piezas como podcast de la resistencia. En una de las grabaciones dice:


Creo que en la Gran Bretaña anterior a la crisis, teníamos la idea de que cuando llegara el fascismo, se vería de nuevo como en los años 30. Se vería como un único líder carismático. Se vería como botas en la calle y enormes banderas. Y no se vio así: se vio como grupos de redes sociales. Se vio como la envenenada del pozo para que no se pudiera confiar en la información.
Quienes adquieran Watch Dogs: Legion, sin embargo, nunca llegarán a escuchar a Lewis decir estas palabras, ni las demás que haya grabado, pues resulta que en un foro gamer (y —obvio— luego en Twitter) unos usuarios acusaron a Ubisoft de promover la transfobia por haber puesto a Lewis en el juego.

¿Acaso es Helen Lewis transfóbica? Pues no. Su pecado fue haber criticado la propuesta del Comité de Selección de Mujeres e Igualdad, que le pedía al gobierno británico que lo único que se necesitara para que un hombre fuera considerado mujer es que se identificara como tal. Inicialmente el gobierno acogió la medida, pero se vio obligado a retirarla después de mucha presión por parte de feministas —Lewis incluida— y organizaciones de reforma penitenciaria, que temían que los delincuentes sexuales usaran la autoidentificación como excusa para ser enviados a las cárceles de mujeres y las atacaran... como de hecho ocurrió.

Eso fue todo lo que se necesitó para acusar a Lewis de ser transfóbica (?). Y, tal como describió la propia Lewis en el podcast de la resistencia, la desinformación en redes sociales dio fruto. El 7 de noviembre, Ubisoft anunció que en la próxima actualización removerían todos los podcast grabados por Lewis, y que reforzarían sus protocolos de revisión de antecedentes antes de invitar a cualquier otra persona a participar en sus videojuegos. ¡Todo por tener una opinión controversial! (Porque ahora preocuparse de que se abuse de una medida laxa para cometer delitos sexuales contra mujeres es controversial.)

Por supuesto, no es la primera vez que Ubisoft le sigue la corriente a los disparates woke — quien haya jugado un título de Assassin's Creed se ha encontrado con el mensajito disclaimer de que el juego fue desarrollado por un equipo multicultural y de varias religiones, como si uno necesitara a miembros de una cultura y una religión para usarlas como referencia en su obra. (Luego, además, le agregaron las identidades de género.)

Supongo que esta tampoco será la última vez que Ubisoft permita que la corrección política tome decisiones sobre sus juegos. Y claro, ¿pero que mal puede hacer poner un mensaje inclusivo al principio del juego? El problema es que eso no se queda ahí — la corrección política hace metástasis hasta que termina dictando los contenidos. Hoy Ubisoft está retirando el podcast grabado por Lewis pero, eventualmente, harán una misión, una trama, o un diálogo completamente inocente que, sin embargo, despertará la ira de la policía moral, y como Ubisoft sólo sabe obedecerles sin rechistar, terminará cambiando el juego de una manera definitiva en algo más sustancial que lo que uno escucha mientras va manejando. Me temo que no es una cuestión de si, sino de cuándo.

(imagen: Xbox)

____
Publicado en De Avanzada por David Osorio | Apóyanos en Patreon