martes, 15 de diciembre de 2020

La religión es una rémora para el conocimiento #Diario de un ateo #noticias


Está más que demostrado que la religión es un obstáculo para el conocimiento en general y para la Ciencia en particular, pero no por ello deja de sorprender cada nuevo dato que reafirma este hecho que se ha convertido casi en un axioma científico.

La organización "Pew Research Center" realiza habitualmente encuestas de opinión pública, investigaciones demográficas, análisis de contenido de medios y otras investigaciones empíricas en ciencias sociales, principalmente de los Estados Unidos, aunque como en este caso también incluye a veces el resto del mundo. En un reciente estudio ha analizado (entre otras variables) el papel de la religión en la aceptación de la Teoría de la Evolución, quizás el pilar más fundamental sobre el que se asienta en la actualidad todo el exponencial avance del conocimiento en multitud de campos, desde la biología fundamental, pasando por la fisiología hasta abarcar prácticamente toda la medicina y el futuro de la biotecnologíaaplicado a cualquier organismo vivo, incluido por supuesto el ser humano.

Dicho estudio ha encontrado una amplia aceptación de la evolución entre ciudadanos de diferentes países y culturas de todo el mundo. Así alrededor del 75% de los encuestados está de acuerdo con el hecho de que los humanos y el resto de los seres vivos han evolucionado a lo largo del tiempo, mientras que solo el 21% del total cree que los seres vivos han existido en su forma actual desde el principio de los tiempos.

Estas diferencias sobre la evolución están ligadas a la afiliación religiosa, de tal manera que en todos los países el porcentaje de creyentes que aceptan el hecho evolutivo es siempre menor que su equivalente en individuos no religiosos (ateos o agnósticos). En el caso de Europa Occidental, la mayor aceptación de la evolución entre creyentes se produce en algunos países como España o Suecia, en donde el 86% y el 82% de los cristianos aceptan la evolución sobre un porcentaje del 93% y del 90% en el grupo de los increyentes. Alemania o Francia también presentan valores muy altos y parecidos de aceptación entre cristianos y no creyentes, diferencia que se va ensanchando en otras naciones como Holanda, Italia y Reino Unido, en donde la aceptación de la evolución en el grupo cristiano está ya por debajo del 75%. Caso llamativo es la católica Polonia, en donde (aparte de que prácticamente ningún ciudadano se define como ateo/agnóstico) solo algo más de la mitad de los católicos están de acuerdo con que los humanos hayamos evolucionado. Otro caso curioso es el de Rusia, en donde prácticamente no hay diferencias entre irreligiosos y ortodoxos, pero en cambio los musulmanes rusos están igualados con los cristianos polacos en su división ante la evolución.

europa%2Breligion%2Bscience%2Bevolution.

En América, EEUU y Brasil, dos naciones bajo la tutela del cristianismo, los creyentes presentan datos similares a Polonia o a los musulmanes rusos en su división sobre aceptar o no el fenómeno evolutivo.

america%2Breligion%2Bscience%2Bevolution

En la región de Asia Pacífico, los budistas de Japón, Corea del Sur y Taiwán, tienden a aceptar la evolución mayoritariamente, mientras que los de Malasia y Singapur se dividen casi a partes iguales entre la aceptación y la negación. En estas dos últimas naciones, el resto de los creyentes son también muy reacios a la evolución, lo mismo que los hinduistas y los musulmanes de la India.

asia%2Bpacific%2Breligion%2Bscience%2Bev

Y por supuesto, la aceptación del evolucionismo crece con la educación, tal y como muestra la siguiente tabla.

educacion%2Bciencia%2Bevolucion%2Breligi