domingo, 14 de febrero de 2021

Nergal, vocalista de Behemoth, investigado por blasfemia #De Avanzada #noticias


nergal.jpg


Adam 'Nergal' Darski es el vocalista y compositor de la banda de metal extremo Behemoth, que en sus canciones explora temas esotéricos, satánicos y herejes.

Polonia, país de origen de la banda, tiene la mala fortuna de que en pleno siglo 21 sigue sin emanciparse de la Iglesia Católica, un hecho que se ve reflejado en que se la pasan eligiendo tipos de extrema derecha y en su reaccionario ordenamiento jurídico.

Para la muestra, la fiscalía polaca le abrió un proceso a Darski por el pseudodelito de "ofender los sentimientos religiosos" — que en buen romance se entiende como blasfemar (traduccion hecha con Deepl):

La fiscal Aleksandra Skrzyniarz informó a la Agencia de Prensa Polaca que se ha presentado una acusación contra el músico: - Se acusa a Adán D. de que el 25 de septiembre de 2019, actuando a través de Internet, insultó públicamente al objeto de veneración religiosa cristiana en la persona de la Virgen María, de tal forma que en la red social Facebook, en su perfil oficial, colgó una fotografía en la que se presentaba un cuadro destruido en el que se representaba la imagen de la Virgen María con un pie calzado colocado en el lugar del rostro de la figura indicada, que describió "On set", que traducido significa "En el plató", con lo que ofendió los sentimientos religiosos de cuatro personas. Los representantes del Ordo Iuris y de la Sociedad Patriótica fueron notificados del acto de Nergal. La fiscal de Varsovia añadió que, en el curso de la investigación, se interrogó a los perjudicados y se nombró a un experto en estudios religiosos: - El dictamen dice claramente que pisar la imagen de la Virgen con un zapato ofende los sentimientos religiosos. Nergal no admitió el supuesto acto y se negó a dar explicaciones.
Esta es la imagen que Nergal publico en sus redes, como parte del proyecto Me And That Man:


Si no quieren ofender los sentimientos religiosos de los copos de nieve, hagan lo que hagan, ¡no compartan esta foto en sus redes sociales! (Codo, codo, guiño, guiño.)

Ya en serio, esto es absurdo. Así como las creencias no son susceptibles de respeto, los sentimientos no son susceptibles de ser ofendidos (ni alabados, llegado el caso). Nadie en su sano juicio lloriquea porque alguien más ofendió sus sentimientos académicos, deportivos, financieros, o profesionales.

Esto tiene una razón de ser: los sentimientos no tienen cerebros, ni una concepcion de si mismos como individuos, ni como parte de un grupo, ni mucho menos algo remotamente similar al orgullo, como para que algo —lo que sea— pueda ofenderlos. "Ofender los sentimientos" de cualquier clase es, simplemente, una imposibilidad categorica Y los sentimientos religiosos no son diferentes. Hablar de ofender un sentimiento tiene tanto sentido como decir que las ideas verdes duermen furiosamente. Exacto: ¡es no a lugar!

Quienes deciden ofenderse son las personas... y están en su derecho. Lo que no es un derecho es no sentirse ofendido, porque —como han descubierto lugares más civilizados que Polonia—, tal derecho haría imposible la convivencia pacífica.

No es la primera vez que Nergal despierta los sentimientos de las criaturitas con poco control de impulsos, y seguramente no será la última.

A ver cuántos siglos más se le van a Polonia para entender que los adultos funcionales responden por sus propios sentimientos, que los tipos penales de blasfemia y similares ya estan listos para retirarse, y que Papito Estado no existe para proteger los sentimientos de nadie — ni siquiera los de quienes se dejaron la madurez emocional en el parvulario.

(vía Atheists for Liberty)

____
Publicado en De Avanzada por David Osorio | Apóyanos en Patreon